Publicado: 30.05.2015 17:15 |Actualizado: 30.05.2015 17:15

Un 24% de los españoles es fumador, mientras 55.000 mueren al año por tabaquismo

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), integrado por profesionales sanitarios, ha elaborado una "hoja de ruta" para poner fin a la epidemia del tabaquismo en España, para lo que ha fijado como fecha límite el año 2040.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Gente fumando en la calle después de la aplicación de la ley antitabaco. Manu

Gente fumando en la calle después de la aplicación de la ley antitabaco.

Un 24 por ciento de los españoles son fumadores, un porcentaje alto de consumo de tabaco con respecto a los países del entorno y que produce la muerte de más de 55.000 personas cada año en España. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), integrado por profesionales sanitarios, ha elaborado una "hoja de ruta" para poner fin a la epidemia del tabaquismo en España, para lo que ha fijado como fecha límite el año 2040.

Esta organización pretende que el convenio marco de control de tabaquismo, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ratificado por España, se aplique sin demora en todos sus términos. La "hoja de ruta" incluye todas las medidas de prevención y control del tabaquismo previstas en el convenio, como el aumento del precio del tabaco, el envasado genérico, las campañas de concienciación social y las medidas para ayudar a los fumadores a dejar este hábito.



"España ya ratificó el pasado mes de marzo el protocolo para eliminar el comercio ilícito del tabaco, y felicitamos al Gobierno por hacerlo, pero hay que desarrollar otras medidas para disminuir el porcentaje de fumadores y las muertes que ocasiona"

"España ya ratificó el pasado mes de marzo el protocolo para eliminar el comercio ilícito del tabaco, y felicitamos al Gobierno por hacerlo, pero hay que desarrollar otras medidas para disminuir el porcentaje de fumadores y las muertes que ocasiona", subraya la actual presidenta del CNPT, la cardióloga Regina Dalmau.

Con motivo de la celebración mañana del Día Mundial sin Tabaco, que este año la OMS dedica a la lucha contra el comercio ilícito, el comité precisa que el 11,3 por ciento de los cigarrillos consumidos en España son "ilegales", lo que supone una pérdida de ingresos para el Estado de 1.300 millones de euros anuales. "Esta impactante cantidad de dinero generaría muchos beneficios para todos si en lugar de ir a manos de delincuentes fuese a parar al erario común y se dedicara a la prestación de servicios públicos", según los responsables del comité.

Esta organización destaca que el comercio ilícito de tabaco repercute muy negativamente en la salud porque el bajo precio al que se vende favorece tanto el inicio como el consumo de cigarrillos entre la población más joven y con menos recursos, y también porque "engaña", al ser habitual que los productos vendidos en el mercado negro no vayan acompañados de las advertencias sanitarias reglamentarias.