Público
Público

migración Unas 350 personas entran en Ceuta en un salto que ha dejado 11 heridos

Los migrantes han sido atendidos por el Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias y los heridos han sido trasladados al Hospital Universitario de la ciudad autónoma.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Más de 300 personas entran en Ceuta en un salto que ha dejado 11 heridos / REUTERS

Imagen del pasado viernes cuando se produjo otro salto en la valla de Ceuta / REUTERS

Un total de 359 personas han entrado este lunes en Ceuta en un salto masivo. En el cruce de la frontera con Marruecos 11 personas han tenido que se trasladadas al Hospital Universitario de la ciudad autónoma, según ha informado el 112.

El salto a la valla se ha producido poco antes de las cuatro horas de hoy, según han indicado fuentes policiales, en una madrugada con fuerte viento de levante e intensas lluvias en la ciudad autónoma, y pocos días después de la última entrada, producida el pasado viernes, en la que llegaron a acceder 498 personas.

Las condiciones climatológicas, según las mismas fuentes, hace que sea muy difícil controlar tecnológicamente el perímetro fronterizo, ya que las alarmas saltan constantemente activadas por el fuerte viento y es complicado determinar si se activan en algún punto por la actuación de los inmigrantes.

Inicialmente la Cruz Roja ha atendido a unos 300 inmigrantes y poco después, sobre las cinco de la madrugada, otros 50 subsaharianos, según fuentes militares, han llegado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) por carretera.

Ello hace pensar que los inmigrantes podrían haber entrado por del vallado fronterizo o bien por la misma zona, pero en dos grupos distintos.

Once de los subsaharianos han sido trasladados al hospital, tres con fracturas y otros ocho con heridas y contusiones. 

Dada la intensidad del viento y las lluvias que caen en Ceuta, los más de 300 inmigrantes están siendo atendidos dentro del CETI para su identificación.

Alrededor de 700 personas han participado en el intento de superar en grupo por la zona de Finca Berrocal-Sidi Ibrahim del doble vallado perimetral de 8,2 kilómetros de longitud que separa la ciudad española de Marruecos, donde se ha contenido a aproximadamente la mitad del grupo. El hecho de que las vallas no hubiesen terminado de repararse todavía ha facilitado la entrada de este lunes.

Con ellos son más de 800 los inmigrantes que han accedido a Ceuta desde el pasado viernes y el CETI está desbordado con unas 1.400 personas, cuando su capacidad es de 512 plazas.

Tras el salto del viernes, con 1.046 personas en su interior, se descartó habilitar tiendas de campaña militares en el Centro Ecuestre anexo, como se tuvo que hacer en diciembre, y se acondicionaron espacios comunes (aulas, salón de actos, polideportivo...) como habitaciones para albergar a todos los migrantes.

España ha sido criticada por grupos de derechos humanos por permitir que algunos inmigrantes que entran en su territorio sean devueltos a Marruecos inmediatamente después de este tipo de asaltos a la valla. Argumentan que hacerlo les priva de la posibilidad de reclamar asilo.

Las entradas de inmigrantes irregulares han aumentado en Ceuta y Melilla, el otro enclave español en el norte de África, mientras miles de refugiados siguen llegando a las costas de Europa huyendo de la guerra y el hambre en la peor crisis migratoria vivida en el continente desde la Segunda Guerra Mundial.

Cientos de inmigrantes esperan en los bosques marroquíes próximos a Ceuta y Melilla una oportunidad para llegar a territorio español, a menudo protagonizando saltos masivos que aumenten las probabilidades de cruzar con éxito.

El año 2016 fue en el que se registraron más muertes de inmigrantes en el Mediterráneo, con casi 5.000 fallecidos, según la Organización Internacional para la Migración.