Público
Público

Los 7.500 alumnos ciegos que vuelven a clase reclaman tecnologías accesibles

La ONCE pone en marcha un sistema integral de apoyo para el alumnado, los centros escolares y las familias, "con el objetivo de que su incorporación se realice en igualdad de condiciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alumnos con un mapa en Braille. E.P.

Los 7.549 estudiantes ciegos o con discapacidad visual grave de toda España que regresan estos días a las aulas reclaman que las nuevas tecnologías docentes sean accesibles para no quedar excluidos de algunas materias.

El 99,6% de estos estudiantes se escolariza en centros educativos ordinarios, respondiendo al principio de una enseñanza inclusiva, ha recordado este miércoles en un comunicado la ONCE, que colabora con las Administraciones educativas para que ello sea posible.

Así, la ONCE pone en marcha un sistema integral de apoyo para el alumnado, los centros escolares y las familias, "con el objetivo de que su incorporación se realice en igualdad de condiciones".

En este curso 2017-18, 1.443 escolares comienzan la Educación Infantil; 1.463 están escolarizados en Educación Primaria; 999 han llegado a la Educación Secundaria Obligatoria; 301 cursan Bachillerato; 293 están en Formación Profesional; 834 en la Universidad; y 2.216 están inscritos en otro tipo de enseñanzas.

Este alumnado, independientemente de su lugar de residencia, recibe el apoyo especializado de alguno de los equipos específicos de atención educativa (ONCE y las Administraciones educativas) repartidos por todo el Estado para garantizar la atención a los estudiantes en todas las etapas educativas.

A su vez, estos equipos dependen estructuralmente de alguno de los cinco Centros de Recursos Educativos de la ONCE, ubicados en Alicante, Barcelona, Madrid, Pontevedra y Sevilla.

Para cada alumno se elabora un plan individualizado de atención, según sus necesidades, y se le asigna un docente itinerante encargado, entre otras funciones, de asesorar al centro y al profesorado de aula, asesorar y orientar a las familias y realizar el apoyo directo que necesite cada alumno.