Público
Público

ABANDONO DE ANIMALES Cuatro meses de prisión por abandonar un caballo al sol y sin agua en Zamora

Aire, el caballo abandonado durante más de 24 horas en un descampado, tuvo que ser sacrificado debido al mal estado que presentaba. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Aire, el caballo que tuvo que ser sacrificado / Defensa Animal Zaragoza

La Audiencia Provincial de Zamora ha condenado a cuatro meses de prisión y a un año de inhabilitación para trabajar y comerciar con animales a un hombre que abandonó un caballo al que ató al sol, sin agua ni comida, en una parcela de las afueras de la capital zamorana.

La presidenta de Defensa Animal Zamora, Miriam García, ha explicado a Efe que los hechos se remontan al 6 de agosto de 2015, cuando la Asociación denunció que el animal llevaba más de 24 horas en un descampado del entorno del barrio de San Frontis de la capital zamorana. El caballo, llamado "Aire", tuvo que ser sacrificado debido al mal estado que presentaba.

La sentencia de la Audiencia Provincial revoca así un fallo anterior absolutorio emitido por el Juzgado de lo Penal de Zamora tras atender el recurso presentado por la Fiscalía de Zamora y apoyado por Defensa Animal Zamora, que ejerció la acusación particular. 

Desde el momento de la denuncia, la asociación se hizo cargo del caballo y el que reconoció ser su propietario, pese a que el animal no tenía el microchip identificativo, fue procesado por un delito de abandono animal.

La sentencia reconoce que hubo abandono animal pero que el caballo no falleció a consecuencia de ello sino a la falta de atención veterinaria previa, porque el animal presentaba heridas en la boca que hacían que pudiera arrancar el pasto.

Miriam García se ha congratulado de que el recurso de la Fiscalía haya desembocado finalmente en una sentencia condenatoria.

Aún así ha admitido que el condenado podrá eludir la prisión si no tiene antecedentes y ha lamentado que la pena de inhabilitación no se extienda a la tenencia de animales y no sólo a trabajar y comerciar con ellos