Público
Público

Altsasu Los abogados de Altsasu denuncian que la Audiencia Nacional ha dejado a los acusados en la "más absoluta indefensión"

La defensa de los jóvenes acusados por lesiones terroristas tras una pelea en la localidad navarra de Altsasu protesta por la inadmisión de la inmensa mayoría de las pruebas solicitadas, mientras  que sí se admiten la práctica totalidad de las presentadas por la acusación. Tres de los jóvenes cumplen un año un prisión preventiva. 

Publicidad
Media: 4.91
Votos: 11
Comentarios:

Manifestación en Pamplona en apoyo de los jóvenes de Altsasu. E.P.

"La más absoluta indefensión". "Se les veta la posibilidad de un juicio justo y con todas las garantías". "Es una evidente vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva". "Se ha producido una quiebra de la necesaria apariencia de imparcialidad que debe presidir las actuaciones del tribunal". Estas son algunas de las impresiones que los abogados de los jóvenes acusados por lesiones terroristas en Altsasu han denunciado este martes en Madrid cuando se cumple un año de la entrada en prisión preventiva de tres de ellos. 

Los abogados, concretamente, denuncian que la Audiencia Nacional ha denegado a la defensa "la mayor parte de las pruebas solicitadas" mientras que admite "la práctica totalidad de las pruebas testificales, periciales y documentales" que ha pedido el Ministerio Fiscal y el resto de acusaciones personadas.

La inadmisión de casi todas las pruebas supone "una evidente vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva"

Entre estas pruebas que han sido rechazadas se encontrarían vídeos grabados en el propio bar por alguno de los acusados, testigos que vieron los hechos, fotografías y planos del local, entrevistas en Onda Cero y Cope donde los denunciantes ofrecen detalles contradictorios o incluso un informe pericial en el que se cuestiona la mecánica de las pruebas de reconocimiento en fase de instrucción. 

La inadmisión de casi todas las pruebas planteadas por la defensa supone, según sus abogados, "una evidente vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva, a un proceso con todas las garantías, a la defensa y a la utilización de los medios de prueba pertinentes para su defensa". Asimismo, también plantean que se ha producido una "quiebra de la necesaria apariencia de imparcialidad que debe presidir las actuaciones del tribunal sentenciador". 

Una vinculación con ETA "más que discutible"

Los abogados de la defensa han recordado que sobre los jóvenes pesa una petición de pena total de 375 años de privación de libertad y que la argumentación para sostener la acusación de lesiones terroristas se basa "en una hipotética vinculación del movimiento denominado Alde Hemendik (Fuera de Aquí) con reivindicaciones de ETA cuyo origen se remontaría a 1976". En este sentido, las acusaciones se sirven de un informe de inteligencia de la Guardia Civil que traslada esta supuesta vinculación al enfrentamiento que se produjo en un bar de Altsasu a las 5 de la madrugada del 15 de octubre de 2016. 

"Esa vinculación es más que discutible", han argumentado en varias ocasiones los abogados de la defensa, que denuncian que se ha rechazado "la declaración de testigos" que han pertenecido a movimientos que pedían la salida de la Guardia Civil de País Vasco o Navarra; resoluciones absolutorias dictadas por distintos tribunales en las que se dice que estas peticiones forman parte de la libertad de expresión; y un informe pericial histórico que permite explicar el origen real de Alde hemendik (Fuera de Aquí), su nacimiento y su evolución ajenos a ETA.