Público
Público

Abusos sexuales Dylan Farrow gana la batalla al machismo

Varias actrices han mostrado ahora su apoyo a la hija adoptiva de Woody Allen que reconoció públicamente en 2004 que el cineasta abusó de ella cuando tan sólo tenía siete años. 

Publicidad
Media: 2.92
Votos: 13

Hollywood apoya ahora las denuncias de abusos sexuales de Dylan Farrow contra Woody Allen.

Los cimientos de Hollywood se tambalean cada vez más: desde que se destaparon los casos de abusos sexuales del director Harvey Weinstein, la lista de acusaciones no ha cesado. Ahora, no se descubre un nuevo caso, pero sí se reconoce una denuncia que hace años fue censurada: en 2004 la hija adoptiva de Woody Allen, Dylan Farrow, denunció públicamente que el productor había abusado sexualmente de ella cuando tan sólo tenía siete años. Fue en 1993 y desde entonces muy pocos han creído su testimonio. Han tenido que pasar 25 años para que los miembros de la industria cinematográfica apoyen a Farrow.

Fue ella misma quien tuvo que abrir la veda por segunda vez. Hace unos a meses escribió una carta abierta a Los Angeles Times en la que lanzaba una pregunta con difícil respuesta: “¿Por qué la revolución #MeToo ha salvado a Woody Allen?”. Parece que esta vez la queja hizo despertar a la industria cinematográfica y ahora una nueva campaña, “Yo te creo, Dylan” está recorriendo Hollywood.

Las primeras fueron Natalie Portman, Reese Witherspoon, Kathleen Kennedy, Traace Ellis Ross, America Ferrera y Shonda Rimes durante un programa de CBS Sunday Morning dirigido por Oprah Winfrey. Cuando Winfrey preguntó si “ya se ha acabado el tiempo de Woody Allen”, Natalie Portman rompió la barrera y se posicionó del lado de ella. “Yo te creo, Dylan”, sentenció. “Eso espero”, dijo Rhimes. El resto asintió al unísono.

Otras, como Greta Gerwing, Mira Sorvino y David Krumholtz han asegurado que no volverán a trabajar para el cineasta como muestra de apoyo a su hija. De hecho, Sorvino ha escrito una carta en el Huffington Post para la hija y exmujer del cineasta en la que se disculpa por no haberlas creído antes. "Lo siento mucho, Dylan. No puedo imaginar cómo te has sentido todos estos años mientras veías a alguien que decías que había abusado de ti cuando eras una niña bajo su cuidados, y era alabado una y otra vez, por muchos otros en Hollywood e incluso por mí”, dice Sorvino.

“Este tipo de abusos no puede continuar. Si esto significa derribar a todos los dioses antiguos, que así sea”, aclara también Sorvino. Y es que como ella, otras actrices como Ellen Page, que ha aclarado que trabajar con Woody Allen es “el mayor arrepentimiento” de su carrera, o como Evan Rachel Wood, que ha puntualiza que trabajó con el cineasta antes de leer la carta de Dylan y que no volvería a hacerlo.

Otras actrices creyeron a Dylan desde el momento que hizo públicas las acusaciones y nunca han accedido a rodar con él por estos motivos como fueron Jessica Chastain y Susan Sarandon. También hay quienes han decidido renunciar al sueldo del film que grabaron bajo el mandato del director y donarlo a la plataforma Time’s Up. Son los casos de Timothee Chalamet y Rebecca Hall en A Rainy Day in New York.

Después de todas estas revelaciones, mañana, y con más apoyo que nunca, Farrow contará lo que sufrió como víctima de abusos sexuales por televisión en el programa CBS This Morning.

#Metoo, "una revolución selectiva"

En la misiva que mandó Dylan Farrow a Los Angeles Times denuncia que su padre no sólo no haya sido condenado por la vía judicial, sino que tampoco lo fue por la mayor parte de Hollywood. Woody Allen ha sido uno de los grandes intocables del cine estadounidense y, a pesar de todas las denuncias, hasta ahora sus acusaciones seguían poniéndose en duda. “La revolución ha sido selectiva”, sentenció.

“¿Por qué Harvey Weinstein y otras celebridades acusadas han sido expulsadas de Hollywood, mientras que Allen acaba de firmar un acuerdo multimillonario con Amazon, con la aprobación del exejecutivo de Amazon Studios Roy Price —antes de que fuera acusado de acoso sexual y tuviera que dimitir por ello—?”, cuestiona. De hecho, en la carta llega a arremeter contra algunas actrices de Hollywood que permanecieron calladas entonces y no con el caso Winstein, como las actrices Kate Winslet o Blake Lively.

La denuncia de Farrow hace cuatro años

Fue en 2004 cuando Dylan Farrow escribió la misiva en el diario estadounidense The New York Times en el que reconoció públicamente que Woody Allen había abusado de ella en el ático de la casa donde vivían cuando ella tan sólo tenía siete años. Unas acusaciones que el cineasta siempre ha negado y por las que no ha sufrido ningún tipo de consecuencia.

“Cuando tenía siete años, Woody Allen me cogió de la mano y me llevó a un sombrío desván en la segunda planta de nuestra casa. Me dijo que me tumbara boca abajo y que jugara con el tren eléctrico de mi hermano. Entonces abusó de mí sexualmente. Él me hablaba mientras lo hacía, susurrándome que si era una buena chica, que si ese era nuestro secreto, iríamos a París y me convertiría en una estrella de sus películas”, relató Dylan Farrow en aquella carta. También aseguró que fueron muchas las veces que se repitieron estos abusos.

Entonces Dylan dijo que el cineasta “es el vivo testamento de la forma en la que la sociedad falla a los supervivientes de abusos y violaciones sexuales”. Cuatro años después, mantiene esta afirmación: “Aunque la cultura parece estar cambiando, mi acusación sigue siendo, aparentemente, demasiado complicada, demasiado difícil, demasiado peligrosa (...) El sistema funcionó durante décadas para Harvey Weinstein. Y sigue funcionando para Woody Allen”.

Ahora está en manos de Hollywood dejar de mirar para otro lado y continuar luchando por denunciar y poner fin al machismo imperante en la sociedad y a los abusos sexuales presentes en la industria cinematográfica durante tantos años.