Público
Público

Abusos sexuales en el Parlamento Europeo Decenas de mujeres denuncian haber sufrido abusos sexuales en el Parlamento Europeo

El caso Weinstein y la campaña #metoo animan a empleadas y altas funcionarias a alzar la voz ante la "cultura del silencio" reinante en Bruselas. El Parlamento Europeo tiene previsto este miércoles en Estrasburgo una reunión para debatir sobre prevención y políticas contra estos abusos.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:

Vera Jourová, comisaria europea sobre género e igualdad desveló haber sido víctima de violencia sexual y animó a las mujeres a denunciar estos delitos en redes a través de la campaña #Metoo / Reuters

El Parlamento Europeo celebra este miércoles una reunión para debatir medidas de prevención contra los abusos sexuales en la UE, que tiene como finalidad revisar sus políticas y procedimientos para lidiar contra estos abusos. Lo hará en medio del mayor escándalo de acoso sexual conocido hasta la fecha en esa institución.

El debate se produce en medio de una amplia discusión sobre el acoso sexual a raíz de las acusaciones contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein, el crítico de televisión estadounidense Bill O'Reilly o de las cientos de acusaciones contra el cineasta James Toback, entre otros.

Las primeras noticias sobre estos abusos en el seno del Parlamento Europeo los daba hace unos días el periódico británico el Sunday Times que recogía el testimonio de una docena de mujeres que relataban abusos, tocamientos y hostigamiento por parte de miembros del Parlamento.

Desde entonces el número de denuncias, realizadas exclusivamente en medios de comunicación, ha ido en aumento y tiene visos de seguir incrementándose.

La revista PolíticoEurope afirma en una publicación este miércoles que unas 30 personas habían denunciado asaltos, abusos y violaciones en el Parlamento Europeo a través de una plataforma confidencial que este medio habilitó en Internet. Si bien PolíticoEurope reconoce que las denuncias no han sido verificadas una a una aún, sí comparte algunos de los casos anónimos.

Una de las mujeres, asistente de un miembro del Parlamento, afirma haber sido  violada por un miembro del personal parlamentario y que ella y su jefe no sabían a dónde acudir después del incidente. Según el testimonio de esta empleada, “si existen procedimientos formales, no los conozco. Me he sentido completamente perdida", relata la mujer en condición de anonimato. "Incluso después de buscar ayuda fui proactivamente desanimada de presentar una denuncia en la policía", añade.

Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, declaró recientemente "estar conmocionado" por los casos que se estaban conociendo de abusos sexuales, y aseguró en rueda de prensa este lunes que la asamblea tiene mecanismos y procedimientos bien establecidos para atajar este tipo de abusos, que incluye un comité de prevención que "no ha recibido ninguna queja formal relacionado con abusos sexuales".

Sin embargo, una de las víctimas describió el ambiente de trabajo en el Parlamento como "una cultura de silencio" en la que los problemas se mantienen deliberadamente dentro de las paredes de la institución y afirma que altos funcionarios del Parlamento y al menos cinco de sus diputados estaban al tanto de su caso.

En declaraciones al diario The Times, una de las víctimas relató cómo un miembro del Parlamento Europeo la sometió a tocamientos y abusos en un ascensor. Otra, relataba cómo un miembro de esa institución la acechaba en reuniones y la acosaba repetidamente. Según sus palabras, el Parlamento es un "auténtico semillero de acosadores" y los miembros "no responden ante nadie".

Vera Jourová, la Comisaria europea para temas de género e igualdad, reconocía el  pasado miércoles ante una nutrida audiencia en Bruselas haber sido víctima de violencia sexual y animó a las mujeres a sumarse a la campaña #Metoo para denunciar los comportamientos sexuales inapropiados que puedan haber sufrido. 


Consultada por los medios de comunicación sobre el alcance de dichos comportamientos dentro de las instituciones europeas, Jourová afirmó estar preocupada de que el escándalo Weinstein y otros denunciados recientemente, sean tan sólo "la punta del iceberg". Según la comisaria las mujeres no informan haber sido víctimas de violencia sexual debido a que "sienten que son ellas las culpables y que se lo merecen". 

Campaña #Metoo

La campaña iniciada en redes tras el caso Weinstein, el productor de Hollywood acusado por más de 40 mujeres de abusar sexualmente de ellas, ha desbordado todos las previsiones. Después de semanas de actividad, sigue siendo utilizada por mujeres de todo el mundo para denunciar y compartir los casos de abusos y violaciones que han sufrido.

Esta semana cuatro mujeres miembros del Parlamento británico utilizaron este hashtag para contar su historia y animar a otras mujeres a hablar. Según recoge el periódico británico The Guardian, las parlamentarias laboristas Jess Phillips Mary Creagh y las conservadoras Theresa Villiers and Anne Jenkin hablaron públicamente de haber sufrido abusos secuales o provocaciones no deseadas en su juventud y a lo largo de su vida.

La campaña #Metoo se ha convertido a lo largo y ancho del planeta en una plataforma de denuncia para millones de mujeres, evidenciando los problemas que existan en distintos países e instancias para que las mujeres se sientan cómodas a la hora de denunciar estos abusos.

La sesión del Parlamento Europeo que tiene lugar este miércoles tendrá que revisar los canales, políticas y procedimientos para que estos delitos sean puedan ser denunciados y que la institución se dote de mecanismos eficaces para actuar sobre ellos.