Publicado: 10.05.2015 11:18 |Actualizado: 10.05.2015 14:27

El accidente del A400M, un mazazo al gran proyecto europeo de transporte militar

Tres países suspenden los vuelos de este avión. Alemania presionaba para acelerar su producción y en la planta de Sevilla se habían detectado ineficiencias en el proceso de ensamblaje. Siete países participan la construcción de este avión versátil, uno de los diez más grandes del mundo

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:
Airbus A400M

Avión de transporte A400M, uno de los diez más grandes del mundo. Airbus DS

Alemania, Reino Unido y Turquía paralizan las operaciones de los aviones A400M mientras se investiga el accidente de Sevilla

MADRID.- La columna de humo negro que desprendían este sábado los restos del avión siniestrado en Sevilla y que provocó cuatro muertos y dos heridos graves es todo un símbolo del mazazo que ha recibido este gran proyecto europeo de transporte militar.

El Gobierno británico ha anunciado este domingo que sus aviones A400M han dejado de volar: «Las operaciones de los aviones A400M británicos han quedado interrumpidas mientras se lleva a cabo la investigación sobre el accidente en Sevilla. Nuestros pensamientos están con la familia y los amigos de aquellos que estuvieron involucrados en el siniestro», expresó un portavoz de Defensa en un comunicado.  

Alemania y Turquía se sumaron poco después a Gran Bretaña en su decisión de la suspensión temporal de los vuelos de esta nave, a la espera de conocer la causa del accidente de Sevilla.

Considerado la estrella de la industria aeronáutica europea de transporte militar, el A400M es uno de los diez aviones más grandes del mundo.

El A400M está destinado a competir con los Lockheed Martin norteamericanos ( C130 J Super Hércules) el ruso Antonov An-70.

Siete países europeos participan en la construcción del A400M: Alemania, Bélgica, España, Francia, Luxemburgo, Turquía y Reino Unido. Todos ellos conforman la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR).

Estos siete países buscan sustituir a sus envejecidas flotas europeas de transporte de aviones Hércules y Transall.

De dimensiones descomunales es capaz de desplazar 30 toneladas de carga durante 6.000 kilómetros y sin repostar –o un hospital de campaña si fuera preciso, tanques, 166 personas… Para hacerse una idea, este avión suele enseñarse al público con un avión completo colocado en su interior.

Las piezas se fabrican en empresas de todo el mundo, pero el ensamblaje final se realiza en la planta que Airbus tiene en Sevilla (Airbus Defense an Space, Airbus DS).

Pero había problemas de ineficiencia en el A400M, según fuentes internas de la empresa que recientemente sufrió una crisis en su cúpula precisamente por esta causa. Algunas fuentes atribuyen dicha ineficiencia en la capacidad militar del avión para hacer frente a determinadas misiones, aunque Airbus no ha especificado las razones cuando se produjo el relevo en la cúpula de la empresa en España.

El pasado enero el presidente de Airbus DS, Bernhard Gerwert, anunció la destitución del presidente de Airbus España, Domingo Ureña, y su sustitución por Fernando Alonso Fernández, que era el entonces vicepresidente de Ensayos en Vuelos y Pruebas de Integración.

Alemania presionaba para acelerar su producción, ya que los aviones no se estaban entregando a tiempo.

La planta de Sevilla estaba bajo el foco de todo el consorcio, de manera que se había previsto contratar hasta 400 personas más, la mayoría de ellas ingenieros, para acelerar el proceso de entrega de los aviones y superar las deficiencias detectadas.

Alemania protestó después de que se detectaran hasta 800 errores o fallos en el primer A400M que recibió, con retraso, según fuentes industriales.

La compañía ha reconocido fallos y lleva semanas realizando mejoras de las capacidades militares del A400M. “Son piezas que se reciben sin terminar en la planta andaluza (Sevilla), lo cual es lo peor que se puede hacer”, explicó el nuevo presidente de Airbus España en respuesta a las quejas alemanas.

Piezas de Reino Unido, Gran Bretaña o Alemania

Las piezas y estructuras del avión llegan a la fábrica de Tablada, cercana al lugar del accidente, por carretera o por avión. Esta planta pertenecía a Construcciones Aeronáuticas y se integró en el consorcio EADS-CASA.

Las alas exteriores del A400M se fabrican en Filton (Reino Unido) y son transportadas en barco hasta Saint-Nazaire (Francia). Desde allí se transportan por avión a la fábrica de Tablada.  

El fuselaje se fabrica en Bremen (Alemania), mientras que el estabilizador vertical (VTP) se elabora en Stade (Alemania).

El Grupo Airbus, en sus divisiones civil y militar, da empleo directo en España a 7.000 personas.



El primer vuelo de pruebas del A400M se realizó en el año 2009 y desde octubre de 2013 opera para el Ejército del Aire francés. 

El avión siniestrado era el número 23 de toda la cadena de producción mundial que hay detrás del proyecto A400M. Iba a ser entregado a Turquía el próximo junio, pero despegó con todas las autorizaciones de la planta para este primer vuelo de producción fatídico.

Gran Bretaña ha sido el primero en suspender el vuelo de sus dos A400M, cuando el país tiene encargados un total de 22 naves.


El programa del A400M abarca el suministro de un total de 174 unidades destinadas a las fuerzas aéreas de Alemania (53 aviones), Francia (50), España (27), Reino Unido (22), Turquía (10), Bélgica (7), Luxemburgo (1) y Malasia (4).  Se prevé además un incremento de la producción como consecuencia de la exportación a terceros países.