Público
Público

Inmigración ACNUR pide al Gobierno más recursos y coordinación ante el aumento de llegadas de refugiados en patera

Ante el elevado repunte de llegadas y muertes en el Estrecho, la agencia de la ONU para los refugiados pide un sistema más coordinado en las costas españolas que centralice las llegadas, identificaciones y derivaciones de solicitantes de asilo. "Los números van a ir a peor y hay un absoluta ausencia de infraestructuras", lamenta la representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una llegada al puerto de Motril de varias personas rescatadas por Salvamento Marítimo.- EFE/Miguel Paquet

Si en 2017 la llegadas de personas migrantes y refugiados a España se duplicó, en lo que va de 2018 la tendencia sigue en aumento sin que el Gobierno haya acometido ningún cambio en su política migratoria y de asilo y protección internacional. Una situación que se agrava cada día sin que España ofrezca una respuesta adecuada, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda, ha explicado este lunes, tras una visita a distintos puntos de llegada de migrantes y refugiados en Andalucía, que la situación está "desbordada" por una "ausencia total de medios" y una "falta de coordinación" que, en la práctica, se traduce en que las condiciones para recepcionar a los recién llegados sean muy diferentes en cada uno de las distintas zonas a las que llegan por vía marítima.

En lo que va de año han muerto 217 personas en su intento de llegar a España por mar desde el norte de África, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), casi las mismas personas que perdieron la vida o desaparecieron en todo el año pasado. Al mismo tiempo, más de 27.000 personas llegaron a España de manera irregular el pasado año. Más de 22.000 de ellas lo hicieron en patera, lo que supone un incremento de casi el 200% respecto al 2016, unas cifras sólo comparables a las de la crisis de los cayucos de 2006.

"Aumentan las llegadas, aumenta la mortalidad y también aumenta la necesidad de cambiar la respuesta", ha insistido Friz-Prguda en un encuentro con periodistas. Según la representante de ACNUR en España, aunque el Gobierno no tiene un registro de solicitantes de asilo llegados en patera, es "evidente" que este perfil de personas es cada vez más común entre quienes llegar de forma irregular al país, y el Estado "debe garantizar su protección internacional". "Viendo el aumento de conflictos en los países de África es imposible que no haya más llegadas de refugiados", ha precisado.

Tras una visita a Tarifa, el lugar que más llegadas de embarcaciones registra, la representante del ACNUR concluye que es "el menos adecuado" para las llegadas debido a una "absoluta ausencia de infraestructuras" para la recepción, una conclusión en la que han coincidido todos los actores entrevistados por ACNUR, desde Policía y Guardia Civil hasta ONGs y Salvamento Marítimo.

La agencia de la ONU para los refugiados pide que, "ante el contexto de caos en las llegadas y rescate de embarcaciones de migrantes y refugiados", el Gobierno desarrolle un "sistema más moderno y centralizado" que dote de los mismos recursos e infraestructuras a los distintos puntos de llegada de personas. "Se necesita una respuesta urgente y rápida", liderada "desde arriba y no desde entidades locales" y que coordine a los tres ministerios afectados: Interior, Fomento y Empleo y Seguridad Social. Desde ACNUR recuerdan que ya pidieron al Gobierno este plan hace tres años y que la situación ha empeorado desde entonces sin que haya habido cambios.

La propuesta de ACNUR pasa por un sistema integral dotando con fondos e infraestructuras que permitan concentrar las llegadas en al menos tres puntos establecidos y posibilitar un rápida identificación de posibles solicitantes de asilo, víctimas de trata, menores y otros perfiles que requieren protección internacional. De esta forma, ha explicado Friz-Prguda, se evitaría que, por sistema, la mayoría de las personas recién llegadas acaben en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) o en dependencias policiales. "No decimos que no tenga que haber CIEs pero no son siempre una opción, no se puede ingresar en CIEs a todos los que llegan porque muchos no tienen por qué estar en ellos", han criticado.

Insisten en que España tiene "recursos suficientes" para implementar estas medidas, aunque si no fuera el caso, "debería solicitar recursos europeos ya, porque tardan en llegar" y la respuesta debe ser "inmediata". La agencia considera que se debe poner en marcha un proyecto piloto en Algeciras, que cuenta con más infraestructuras que Tarifa, el lugar donde más llegadas se producen. La representante de ACNUR ha asegurado que trabaja conjuntamente con el Gobierno y que el Ministerio de Interior es "sensible" a estas demandas, aunque cree que hasta después de verano no comenzará a desarrollar este plan que, según la agencia, "debería haber empezado hace mucho tiempo".