Público
Público

El activista José Palazón, en estado grave tras sufrir un infarto cerebral

Es la voz de los migrantes en Melilla y autor de la foto que escandalizó al mundo: dos personas juegan al golf mientras, al fondo, una docena de inmigrantes permanecen encaramados en la valla fronteriza, sin comer ni beber durante horas

Publicidad
Media: 3.18
Votos: 11
Comentarios:
Una docena de subsaharianos permanece encaramada a la valla de Melilla, mientras dos personas juegan al golg. José Palazón tituló esta imagen como ‘Paisajes de desolación’.

Una docena de subsaharianos permanece encaramada a la valla de Melilla, mientras dos personas juegan al golg. José Palazón tituló esta imagen como ‘Paisajes de desolación’.

José Palazón, el fundador y director de la ONG Prodein, permanece ingresado desde el viernes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla tras haber sufrido un infarto cerebral.

José Palazón (Cartagena, Murcia, 1955) lleva casi 20 años denunciado los abusos de la Guardia Civil fronteriza y las ‘devoluciones en caliente’.

Actvista incansable de los derechos humanos, es autor de la famosa fotografía ‘Paisajes de desolación’, tomada en octubre de 2015 donde se observa a dos jugadores de golf, y, al fondo, una docena de inmigrantes subsaharianos encaramados en la valla fronteriza de Melilla, sin comer ni beber durante horas. Los golfistas dan sus golpes indiferentes a esa realidad.

La instantánea le valió el Premio Ortega y Gasset de Periodismo Gráfico 2015 por saber reflejar “la enorme distancia, económica, social y de expectativas, que existe entre dos mundos, el primero y el tercero, tan cercanos geográficamente”, destacó el jurado.

Asimismo, la imagen fue premiada con el galardón Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña 2015 y fue finalista en otro de los certámenes de mayor prestigio periodístico, el Premio García Márquez de Periodismo, en Colombia.

José Palazón es un incansable activista por los derechos humanos y la principal voz de denuncia de la situación de los inmigrantes en Melilla. Aunque estudió empresariales, su labor durante los últimos veinte años ha estado ligada a la Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), que él mismo fundó en 1998 junto a un grupo de amigos para ayudar a menores indocumentados, mujeres maltratadas, migrantes y cualquier colectivo en situación de exclusión o que sufriera graves violaciones de derechos humano en la ciudad autónoma.

Palazón ha puesto rostro a las ‘devoluciones en caliente’, antes incluso de que se conocieran estas prácticas ilegales por parte de la Guardia Civil y las fuerzas fronterizas; y fue gracias a su trabajo y al de la ONG que dirigía que se consiguió, por primera vez, aportar una prueba concluyente de las expulsiones sumarias de inmigrantes a Marruecos: un vídeo grabado por Prodein mostraba cómo varios agentes españoles entregaban a las fuerzas marroquíes a un grupo de 15 subsaharianos que se habían encaramado a la valla y que fueron recibidos a golpes.

Otras imágenes similares publicadas por la Asociación culminaron con la imputación, en 2014, del comandante en jefe de la Guardia Civil de Melilla, Ambrosio Martín Villaseñor, acusado de un delito de prevaricación por estas prácticas.

'Presiones fuertes'

Palazón denunció en repetidas ocasiones haber recibido “presiones muy fuertes” a consecuencia de su trabajo, por el que también fue reconocido y galardonado a nivel nacional e internacional.

El año pasado, José Palazón fue reconocido además con el premio de Derechos Humanos Nacho de la Mata 2016, un galardón otorgado por el Consejo General de la Abogacía Española que premia la labor de personas o instituciones en favor de la infancia más desfavorecida.