Público
Público

Los animales de la "finca de los horrores" de Cascante (Navarra) que ignoran las autoridades 

Conviven decenas de animales 'sobreviviendo' en condiciones extremas. Los grupos animalistas navarros critican que la justicia están haciendo caso omiso de esta situación.

Publicidad
Media: 3.78
Votos: 9

La imagen muestra a un perro que sobrevive comiendo el cadáver de otro animal.- VETERINARIA BASATI

Un miembro de la Asociación Veterinaria Basati se queja con denuedo: "Están abandonados, desnutridos, rodeados por los cadáveres de sus 'compañeros' y llenos de pulgas". Una situación terrible en la que sobreviven desde hace tres años en una finca situada en la localidad ribera de Cascante.

Este integrante de la asociación denuncia las condiciones en las que se encuentran estos animales: "El dueño de ese lugar, que tiene a todos los animales muertos de hambre y con enfermedades, es una persona muy agresiva y con un largo historial delictivo". "Cuando los Guardias Forestales obtuvieron el permiso para decomisar a los 6 perros en junio, este les amenazó de muerte y les agredió...ahora tiene pendiente un juicio por eso".

"También se sabe que en otra ocasión quemó el coche de un veterinario que venía a hacerle un cobro. Si tanto el pueblo como la justicia han dado tan poco apoyo a quienes denunciamos los hechos, es porque creemos que hay miedo a esa persona", ha agregado.

Esta situación ya fue denunciada y llevada a los tribunales por las asociaciones que luchan por los derechos de los animales en Navarra. Fue el pasado junio, pero ni la justicia ni la alcaldía han querido dar una respuesta. Más bien al contrario, como apunta este miembro de la asociación, "tanto la justicia como el pueblo en el que está la finca y la propia alcaldía han ido obstaculizando toda nuestra lucha por acabar con esto. Hemos presentado informes que demuestran que hay maltrato, pero nada ha valido para que se nos atienda bien".

De tal forma que, aunque las asociaciones animalistas lograsen llevarse a 6 perros de la finca en un "lamentable estado", desde septiembre todo ha vuelto a estar como en su origen, confiesa. "Se emitió la denuncia y, tras probarse todo con vídeos y fotos, se decretó que los perros no estaban bien". 

Después de haber pasado el verano en manos de una protectora y "aunque con secuelas psicológicas irreparables (pero felices y sanos)", el Juez archivó el caso y, "al ver que volvían a estar sanos", ordenó que regresasen a la finca, donde hoy residen en una "situación extrema", concluye.

Ahora, en cambio, parece haber de nuevo esperanza. Tras presentar un recurso, la fiscal que lleva el caso ha ordenado que se desarchive para actuar sobre el propietario de la finca. "Creemos que ahora sí que se tomarán medidas contra el autor de todo esto".

Desde que el caso fue archivado, un gran número de asociaciones como Basati se han unido para dar difusión a este caso en redes sociales con vídeos y publicaciones sensibilizadoras para lograr así presionar a la justicia para conseguir poner a salvo a los animales de la finca.