Público
Público

La APDH pide en el Congreso que cese la situación "denigrante" de las porteadoras

La organización ha presentado ante diputados de Unidos Podemos y el PSOE un informe que en el denuncia vejaciones, abusos, trato degradante e, incluso, acoso sexual" por las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Una mujer porteadora carga con un fardo en el paso habilitado entre Ceuta y Marruecos.- APDHA

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) se ha desplazado hoy al Congreso de los Diputados para exigir a los grupos parlamentarios medidas para poner fin a la "vulneración sistemática y continuada de los derechos humanos" de las mujeres porteadoras en Ceuta, que cada día cruzan la frontera para transportar mercancías desde el polígono industrial ceutí a Marruecos.

Las mujeres porteadoras llevan entre 60 y 90 kilos de peso a sus espaldas durante horas a lo largo del recorrido entre Marruecos y las ciudades de Ceuta y Melilla, "son insultadas, acosadas y menospreciadas, obligadas a mantener filas y golpeadas si no lo hacen, todo por menos de diez euros de media al día", explica la organización en el informe que han presentado.

Durante la mañana se han reunido con parlamentarios de los grupos parlamentarios de  Unidos Podemos y el PSOE,a  quienes han entregado el informe "Respeto y Dignidad para las Mujeres Marroquíes que portan Mercancías en la Frontera de Marruecos y Ceuta", elaborado dentro de la campaña "Porteadoras: La injusticia a la espalda’. También han presentado en el registro del Congreso un documento destinado a la presidenta de la Cámara con el análisis de una situación que consideran “intolerable” y con las principales reivindicaciones de la campaña.

Según la APDHA, las condiciones en las que estas mujeres trabajan son “absolutamente denigrantes”, se ven sometidas a diario a "vejaciones, abusos, trato degradante e, incluso, acoso sexual a las más jóvenes, por parte de los cuerpos de seguridad a ambos lados de la frontera". Ya son cuatro las mujeres muertas en avalancha en la frontera de Ceuta y numerosos los heridos. Las dos últimas meurtes se produjeron el pasado abril y obligaron al cierre temporal del paso habilitado para esta actividad. Este miércoles se han producido una nueva avalancha humana en el lado marroquí que ha provocado heridas a al menos cinco mujeres marroquíes. "El Gobierno está tolerando esta situación y eludiendo su responsabilidad, queremos que se investigue”, denuncia la organización.

Reconocer los derechos laborales

Coincidiendo con la presentación del informe en el Congreso, Unidos Podemos ha registrado en el Congreso una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a tomar las medidas necesarias para establecer medidas de seguridad que eviten embudos, lesiones y avalanchas de quienes transitan por el puesto fronterizo y a que se establezcan los sistemas de atención sanitaria permanente en las fronteras. También llama al Ejecutivo a iniciar un diálogo con Marruecos a los efectos de regular bilateralmente el trabajo transfronterizo, de manera que se garantice la dignidad y salud laboral de estos trabajadores.

"Cerca de la mitad
de las exportaciones
de Ceuta salen a
las espaldas de
las porteadoras"

Para la APDHA, la solución pasa necesariamente por el reconocimiento de los derechos laborales de las personas que se dedican al porteo, es decir, su regulación como actividad laboral. Además, destaca la importancia de que en el diseño de esas soluciones participen las porteadoras, de manera que puedan hacer valer sus derechos.

“Las mercancías y los intereses económicos no pueden estar por encima de las personas y es lo que viene sucediendo desde hace años”, denuncia la APDHA, que cita una reciente investigación sobre el tema realizado por la Universidad de Granada y que cifra en más de 400 millones de euros los beneficios del porteo en Ceuta. “Cerca de la mitad de las exportaciones salen de la ciudad autónoma a las espaldas de las porteadoras”, critican desde la entidad.
La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía describe cómo estos beneficios se sostienen a costa de los derechos humanos de estas mujeres que en verano esperan muchas horas al sol en la playa del Tarajal, sin acceso a agua potable ni a baños públicos y sin sombra que las cobije del intenso calor.

La organización se plantea llevar sus demandas hasta el Parlamento Europeo y que se garantice, “de una vez por todas”, el respeto a los derechos humanos de las mujeres porteadoras en las fronteras de Ceuta y Melilla.