Público
Público

Muerte en Archidona Archivada la causa por la muerte de un migrante en la cárcel de Archidona

El juez decreta el archivo provisional tras estudiar el avance de la autopsia y la imágenes de las cámaras de seguridad. Descarta la participación de otras personas y confirman que fue un suicidio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Familiares de los migrantes argelinos recluidos en el centro penitenciario de Archidona. /EFE

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Archidona (Málaga) ha acordado el archivo provisional de la causa abierta por el fallecimiento de un inmigrante en la cárcel de dicha localidad, utilizada como centro de internamiento provisional, al descartarse la participación de otras personas y ser la muerte de naturaleza suicida.

Así consta en un auto dictado tras analizarse el atestado policial realizado por el grupo de homicidio de la Policía Nacional, el avance de autopsia y imágenes de las cámaras de seguridad.

Con estos elementos, el juez determina que no ha quedado justificada "la perpetración de hecho delictivo alguno", a expensas del informe definitivo de la autopsia, momento en el que se adoptará la resolución de mantenimiento del archivo o la reapertura de las actuaciones.

En el auto se recoge que el atestado de la policía certifica que nadie acudió a la celda del inmigrante, de hecho, se indica que la puerta no se abrió y las cámaras no registraron movimiento alguno en el módulo ni en la habitación, lo que descarta la existencia de testigos y también la participación de otras personas en la muerte.

A esto se une los informes preliminares de autopsia donde se habla de una muerte por asfixia mecánica por ahorcadura y "no signos externos de violencia ni defensa", lo que lleva al juez a señalar que se trata de una muerte "de naturaleza suicida".
Asimismo, de acuerdo con lo informado por el ministerio fiscal, el juez ha denegado las medidas cautelares pedidas por las partes personadas, que habían solicitado que declarasen como testigos el resto de inmigrantes y que se paralizase cautelarmente su expulsión de España.

Al respecto, entiende que tanto el amplio atestado de la policía como el informe preliminar de la autopsia hace "innecesarias" dichas pruebas, "toda vez que del atestado se desprende con meridiana claridad que no existen testigos de los hechos investigados" y que "ni las cámaras revelan que exista sujeto alguno con participación en los hechos o con conocimiento de lo acaecido".

Agentes de la Policía Nacional localizaron el pasado día 29 de diciembre el cuerpo sin vida de un interno, un hombre de 36 años y nacionalidad argelina. Esta persona había llegado a las instalaciones después de que un juzgado de Lorca (Murcia) dictara un auto con fecha 20 de noviembre en el que autorizaba su internamiento hasta el próximo 18 de enero.