Publicado: 29.09.2015 09:08 |Actualizado: 29.09.2015 09:27

Arranca el juicio por la muerte de
la niña Asunta Basterra

El proceso comienza con la constitución del jurado, a la que no acudirán los padres, Rosario Porto y Alfonso Basterra, por decisión propia. La FIscalía pide 18 años de prisión para ambos. Hasta finales de octubre declararán en los juzgados 134 personas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Asunta Basterra, la niña asesinada presuntamente por sus padres en el año 2013. EFE

Asunta Basterra, la niña asesinada presuntamente por sus padres en el año 2013. EFE

SANTIAGO DE COMPOSTELA.- Todo está listo en los juzgados de Santiago de Compostela para la celebración del proceso que tratará de esclarecer la muerte de Asunta Basterra, que seguirán en torno a un centenar de periodistas de más de 30 medios de comunicación, incluidos el británico The Guardian.

El juicio arranca este martes en la sala de bodas del edificio judicial, en el barrio compostelano de Fontiñas, a las 09.30 horas, con la constitución del jurado, para lo que se cuenta con unas 25 personas. Inicialmente eran 26 los preseleccionados, pero se tuvieron en cuenta determinadas circunstancias por las cuales actualmente están convocados "uno o dos menos", según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).



A esta cita no acudirán los acusados, los padres adoptivos de la niña, Rosario Porto y Alfonso Basterra, cuya asistencia era voluntaria y han anunciado su decisión de no desplazarse hasta la capital gallega —se encuentran en la cárcel de Teixeiro, en Curtis (A Coruña)—.

Tras una primera fase de recusación de los eventuales integrantes del jurado, la jornada de este martes —en cerrado— tendrá lugar una segunda, en la que cada parte podrá recusar a dos miembros (en total, cuatro) y, entre el resto, se elegirán 11 por sorteo —nueve titulares y dos suplentes—. Cabe la posibilidad de que, por razones objetivas —causas sobrevenidas como una reciente imputación que los hicieran no aptos—, queden fuera una o más personas, lo que lleva a que no se pueda descartar la opción de que el jurado no quede constituido al término de la sesión.

Sin embargo, si esta operación sale adelante, el miércoles comenzarán, a la misma hora, las alegaciones previas, acto en el que alguna de las partes puede solicitar cuestiones, entre otras, relativas a la cobertura mediática y a la voluntad de que el proceso se lleve a cabo con limitaciones informativas para la prensa.

Sobre todo esto se pronunciará el tribunal del jurado, con su presidente, Jorge Cid, a la cabeza. A continuación se prevé la proposición de pruebas y el interrogatorio a Rosario Porto y a Alfonso Basterra, que se producirá entre el miércoles y el viernes —previsiblemente entre el jueves y el viernes—, en un orden que determinará el presidente.

Desde entonces, pasarán a declarar por los juzgados unas 134 personas, entre testigos y peritos. El reparto inicial eran 84 testigos y 60 peritos, pero, por renuncia de algunos de ellos —por ejemplo, peritos que delegarán la comparecencia en otro compañeros con los que conjuntamente elaboraron informes—, finalmente serán 10 menos, en total.

Testigos

La prueba testifical empezará el lunes 5, cuando está previsto que pasen por el juzgado el vecino de la casa próxima al lugar en el que apareció el cadáver, en una pista forestal el 22 de septiembre de 2013, y la esposa de éste; el policía nacional que dirigió la investigación inicial a raíz de la denuncia que presentaron los padres de la víctima; otro que participó en la búsqueda; un ciudadano que acudió a la comisaría para indicar que había visto a una niña de rasgos parecidos a Asunta Basterra y el vecino de la casa de Montouto con quien habló Rosario Porto en la tarde de los hechos.

También para esa fecha están convocados la testigo que vio a la víctima en compañía de Alfonso Basterra aquella tarde y su acompañante; la madre que tomó la iniciativa de acudir a las autoridades; el guardia civil que vio el cadáver en primer lugar; uno de los ciudadanos que pasaban por el lugar en el que se localizó y su acompañante; el jardinero de la casa de Montouto y el guardia civil que acudió para investigar los hechos.

Para el martes 6 están previstas las declaraciones de 11 guardias, dos de ellos a través de videoconferencia, dos policías nacionales y la madrina de la niña.

Finalmente, está previsto que las pruebas periciales comiencen el 14 de octubre a las 09.15 horas y la última citación está fijada para el 21 de octubre. El juicio concluirá en los últimos días de octubre con la prueba documental y la formulación de conclusiones.

Los hechos

Asunta Basterra, de 12 años, murió en la tarde del 21 de septiembre de 2013 y su cadáver fue localizado durante la madrugada del día 22 en una pista forestal del lugar de Feros, en el ayuntamiento coruñés de Teo.

Las pruebas practicadas determinaron que la muerte de la menor, adoptada cuando contaba menos de un año por Alfonso Basterra y Rosario Porto, se había producido por asfixia y que, anteriormente y durante meses, la niña había ingerido un ansiolítico, Orfidal, que anuló su voluntad antes de ser asesinada.

Para los padres de Asunta, la acusación popular pide 20 años de cárcel por un delito de asesinato, una pena que la Fiscalía rebaja a 18 años de prisión. Mientras, las defensas, que mantienen que existe un plan para implicar a los padres, solicitan la libre absolución.