Público
Público

La Audiencia Nacional accede a extraditar a EEUU al hacker ruso Levashov

Está acusado de captar datos de internautas e introducir un programa malicioso en sus ordenadores para pedir un rescate económico.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

El hacker Pyotr Levashov en la vista celebrada en la Audiencia Nacional para estudiar su extradición a EEUU. EFE

La Audiencia Nacional ha accedido a extraditar a Estados Unidos al hacker ruso Pyotr Levashov, detenido el pasado abril en Barcelona y que es reclamado para ser juzgado por captar datos de usuarios de internet e introducir un programa malicioso en sus ordenadores para pedirles un rescate económico, supuestamente.

La Audiencia Nacional considera que España no es competente para juzgarle pues es en EEUU donde se encuentran las víctimas y los daños producidos por su supuesta actividad delictiva, en consonancia con la postura mantenida por la Fiscalía durante la vista de extradición.

Estados Unidos acusa a Levashov de haberse beneficiado de Kelihos, una red de ordenadores infectados y controlados sin el conocimiento de sus propietarios y de apropiarse de direcciones de correo electrónico, nombres de usuarios y contraseñas a las que luego distribuía ransomware, un programa malicioso que introduce un código en el ordenador para pedir un rescate económico al dueño.

La Audiencia considera que la competencia para juzgar al supuesto hacker está definida por el lugar donde se detecta el daño y los intereses afectados, así como el perjuicio económico originado. Por ello considera "indiferente" que Levashov hubiese hackeado desde España.

En relación a la supuesta motivación política expuesta por la defensa, la Sala señala que el procedimiento de entrega responde "a la existencia de un proceso penal seguido en EEUU" contra el que existe una acusación formal "por delitos comunes" emitida por el Gran Jurado del Tribunal de Distrito de Connecticut, " sin atisbarse la motivación política denunciada".

Levashov argumentó que temía por su vida y temía ser torturado a cambio de información confidencial por haber trabajado para el partido Rusia Unida, que preside Vladimir Putin. En cambio, los jueces destacan que la defensa no insistió en la vista sobre esa supuesta motivación basada también en informaciones periodísticas que lo vinculaban al equipo de piratas que habría actuado a favor de Donald Trump en la campaña presidencia y contra la demócrata Hillary Clinton.

Para la Sala, nada de esto se ha acreditado, ni tampoco "la potencial vulneración del derecho a la vida o a la integridad física" del reclamado. Además, rechaza realizar un seguimiento de su situación procesal y penitenciaria cuando sea entregado a Estados Unidos.

Los hechos con los que se acusa a Levashov son constitutivos de los delitos de asociación ilícita para cometer fraude, robo de identidad, fraude electrónica y escuchas telefónicas ilícitas, entre otros, conforme a la legislación norteamericana.

La Sala cree que en este caso "se cubre sobradamente el mínimo punitivo de más de un año de prisión" así como el de doble incriminación establecidos en el tratado bilateral entre España y Estados Unidos como para proceder a la entrega del reclamado.

Su esposa, Maria Levashova, pidió el apoyo de abogados de derechos humanos y del vicepresidente ruso para defender al hacker e impedir su extradición. Considera que Estados Unidos intenta vincularlo con un virus desplegado en la campaña de apoyo a Trump.

Pyotr Levashov sería la persona que está detrás del alias de Internet Peter Severa (Pedro del Norte, en ruso), conocido por ser uno de los más activos hackers relacionados con los spams (correos electrónicos no solicitados).

Durante años, Severa habría infectado ordenadores de todo el mundo por medio de software malicioso, para luego vender estos acceso a ordenadores secuestrados con troyanos.