Publicado: 03.05.2015 09:40 |Actualizado: 03.05.2015 10:52

"A pesar de los recortes asfixiantes del PP, hemos demostrado
que lo público funciona"

El rector de la Universidad Complutense de Madrid se enfrenta a la reelección con la esperanza de "un cambio político y económico" que frene los tijeretazos en la financiación educativa.

Publicidad
Media: 3.70
Votos: 10
Comentarios:
José Carrillo, actual rector de la Universidad Complutense de Madrid./ EFE

José Carrillo, actual rector de la Universidad Complutense de Madrid./ EFE

MADRID.- José Carrillo (París, 1952) fue nombrado rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) hace cuatro años, cuando una deuda de 151 millones de euros asfixiaba las cuentas del centro y los recortes y la crisis azotaban con más virulencia. Ahora, que se enfrenta a la reelección para dirigir la universidad más grande de España, el hijo de Santiago Carrillo no sólo saca pecho de su gestión económica—la deuda está en 60 millones— sino también de los éxitos académicos de la UCM.

Sus contrincantes (Carlos Andradas, Rafael Calduch, Dámaso López y Federico Morán) han dedicado gran parte de su campaña a acusarlo de pactar con Podemos. Él lo niega, aunque, si fuera verdad, dice, no tendría ningún problema en reconocerlo. "No soy de los que piensa que Podemos es el diablo", bromea. 

¿Cómo definiría estos cuatro años de gestión?
A pesar de la situación de partida, con una deuda de 151 millones de euros, y del recorte de la Comunidad de Madrid en contratos por inversiones —hemos dejado de ingresar 300 millones en total—, logramos reducir la deuda, que ahora está estabilizada en 60 millones, y pasar de pagar las facturas a 18 meses a 72 días. No hemos hecho recortes ni despidos. Hemos demostrado que lo público funciona a pesar de las tremendas circunstancias y de los recortes asfixiantes. Hemos mantenido la plantilla y los salarios y, además, hemos hecho avances académicos y docentes porque hemos apostado por crecer. Estamos trabajando para ser una universidad puntera en investigación. De hecho, en el ranking internacional QS, publicado recientemente, la Complutense obtiene la categoría de excelente en 31 de las 36 áreas que evalúa. 



¿Cómo se plantea el siguiente mandato si sale elegido el próximo 5 de mayo?
Me lo planteo en un contexto económico y político distinto. Espero cambios políticos en la Comunidad de Madrid y, más adelante, en el Gobierno de España. Espero que paren los recortes y que las finanzas de las universidades se recuperen. Espero que las cifras y los precios públicos vuelvan a niveles de 2010 y que las tasas disminuyan. Nosotros seguiremos con un desarrollo económico basado en criterios que defiendan lo público, porque lo público cuesta mucho y hay que cuidarlo sobremanera. 

¿Los recortes y la subida de tasas han frenado el acceso a la universidad de las clases populares?

No hay menos alumnos, pero sí menos matrículas. Los jóvenes se matriculan de menos créditos por el coste de los másteres y por el coste de suspender una asignatura. Aunque no hayamos perdido alumnos, el aumento de tasas está retrasando el final de los estudios y eso es muy negativo.

¿Qué medidas ha puesto en marcha la Complutense en este sentido?
Hemos llevado a cabo un plan de ayudas a la matrícula, dotado con 600.000 euros, y hemos establecido hasta seis plazos de matrícula, para que los alumnos no se vean obligados a pagar el importe íntegro en enero. También hemos desarrollado un plan personalizado de pago para estudiantes a los que les resulta imposible afrontar estos gastos. Gracias a ello, no hemos notado una pérdida notable de estudiantes de grado, pero sí de máster (un 20%), porque en este caso la subida de precio ha sido del 130%. 

"El aumento de tasas está retrasando el final de los estudios y eso es muy negativo"

¿El Decreto 3+2, que reduce los años de grado y amplía los de máster, agudizará esta situación?

Es probable, sí. El Decreto 3+2 ha sido una medida para ahorrar y no para equipararnos con el sistema universitario europeo y mejorar la calidad educativa, como nos han querido vender. Antes de presentar el decreto, ya se había hablado de ello en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se trata de una medida que conduce a una clara desigualdad de oportunidades porque obliga a los estudiantes a elegir, en función de su capacidad económica, una formación larga o corta que, evidentemente, determinará la calidad del empleo al que puedan acceder. 

Las elecciones en la Complutense suelen tener una importante carga política, pero este año es especialmente notable dada la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas. ¿Cree que puede influir en el proceso?
Siempre suelen coincidir. Las elecciones en la Complutense se politizan desde fuera, pero en realidad no hay elementos políticos dentro del debate universitario, no se mezclan las cosas.

"El Decreto 3+2 ha sido una medida para ahorrar y no para equipararnos con el sistema universitario europeo y mejorar la calidad educativa"

Usted es afín al PSOE, Calduch tiene el carné de UpyD y Morán fue el número 3 del Ministerio de Educación...
Calduch ha dicho que devolverá el carné de UPyD si gana y Morán repite que ocupó un cargo técnico en el ministerio cuando es claramente político [secretario general de Universidades]. Él ha tenido peso en las decisiones políticas que han afectado a la universidad en los últimos dos años. Soy el único candidato que habla de un cambio de ciclo y que demanda la bajada de precios públicos para los estudiantes. A los demás candidatos no les he oído ninguna consideración de este tipo. 

Pero les habrá oído decir que usted ha pactado con Podemos.
Sí, y me parece un argumento de poco recorrido. Mis posicionamientos políticos son conocidos desde hace tiempo. Están a la izquierda, pero no en Podemos. Y que Pablo Iglesias haya alabado mi gestión no significa que Podemos nos apoye. Pero si fuera así, no tendría ningún problema en reconocerlo porque para mí, Podemos no es el diablo. De hecho, tienen planteamientos razonables y comparto alguno de ellos. Pero no tiene sentido pensar que por el hecho de que Iglesias, Errejón y Monedero vengan de la Complutense, Podemos nos apoye. Pablo Echenique procede del CSIC y nadie habla de pactos en ese sentido.

¿Se plantea más nombramientos honoríficos como el de Pablo Iglesias?
Es que ya ha habido más nombramientos a profesores con militancia política. Propusimos a Pablo Iglesias porque el nacimiento de Podemos es un hito que se va a estudiar en las facultades de Ciencias Políticas de todo el mundo. Además, ser profesor honorífico no supone ninguna remuneración ni implica responsabilidad docente alguna.