Publicado: 15.07.2015 22:01 |Actualizado: 15.07.2015 22:01

Barcelona no cederá el castillo de Montjuïc para una misa por los sublevados del 36

El ayuntamiento ha decidido no autorizar este uso al tratarse de un "acto de exaltación del levantamiento militar" y "contravenir la ley de memoria histórica".

Publicidad
Media: 5
Votos: 7
Comentarios:

Barcelona.- El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona (BComú) ha negado el permiso para la celebración en el castillo de Montjuïc de una misa por los difuntos de la Guerra Civil el próximo 19 de julio, aniversario del levantamiento militar en la capital catalana. La misa en tal fecha y localización fue una tradición instaurada durante el franquismo para homenajear a los sublevados en el golpe de Estado de 1936.

En rueda de prensa, el teniente de alcalde Jaume Asens ha explicado que la medida ha sido adoptada por tratarse de "un acto de exaltación del levantamiento militar", recordando que esta ceremonia ha tenido históricamente una connotación política.

Según Asens tanto la elección del día y del lugar no es gratuita y se pone en evidencia que en este caso "se produce un fraude de ley" al presentar la misa como un homenaje a todas las víctimas "para burlar el espíritu de la ley de la Memoria de 2007 y hacer una actividad prohibida".

El consistorio ha ofrecido la posibilidad de celebrar la liturgia en otro espacio público municipal y en una fecha que no coincida con el aniversario del levantamiento

En un comunicado, el consistorio explica que la asociación Amigos del Castillo quería hacer una celebración religiosa en homenaje a los difuntos de la Guerra Civil española el próximo domingo 19 de julio, en concreto en el Foso de Santa Elena del castillo.

El ayuntamiento ha decidido no autorizar este uso "por contravenir la ley de memoria histórica", que establece que las administraciones públicas no pueden realizar menciones conmemorativas del levantamiento militar y de la represión de la dictadura.



También explica que el consistorio ha ofrecido a esta asociación la posibilidad de celebrar la liturgia en otro espacio público municipal y en una fecha que no coincida con el aniversario del levantamiento militar en la ciudad, para no contravenir la ley.

Además, en la nota se señala que "el castillo de Montjuïc es un equipamiento público, abierto a todos, donde se llevan a cabo actividades culturales" y que el ayuntamiento no lo considera "un espacio adecuado donde celebrar estos actos religiosos".