Publicado: 31.10.2015 13:34 |Actualizado: 31.10.2015 13:34

"La Biblia no es homófoba, hubo un error de traducción"

El conocido teólogo, traductor e intérprete danés, Renato Lings, atribuye esta creencia a una traducción errónea del hebreo al griego.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
La Biblia

La Biblia

BARCELONA.- En un momento en que el debate sobre la homosexualidad en la Iglesia Católica está a la orden del día, el doctor en Teología Renato Lings, danés y protestante luterano, defiende que "la Biblia no es homófoba" en sí misma, y atribuye esta creencia a una traducción errónea del hebreo al griego.

En una entrevista, Lings, que también es traductor e intérprete, decidió hacer su doctorado en Teología en la Universidad de St Mark & St John (Reino Unido) sobre la cuestión de la homoafectividad en la Biblia, al inquietarse cuando vio que "había muchos detalles por examinar".

Así, inició una extensa búsqueda académica y en su trabajo encontró que el "mito" de que la Biblia censura la homosexualidad se debe a "una mala traducción al griego del Antiguo Testamento".



"Ser homófobo aleja a las personas que lo son de la Biblia"

El teólogo halló ambigüedades en algunos términos de las escrituras en hebreo y griego; "eran términos opacos", de los que no se conoce su significado "al cien por cien".

Según Lings, que ha trabajado como profesor en la Universidad Bíblica Latinoamericana (Costa Rica), esta asunción errónea ha sido motivo de discriminaciones y persecuciones a lo largo de la Historia, y le preocupa que aún hoy esté ampliamente aceptada en algunos sectores de la comunidad cristiana.

Por ese motivo, tanto su tesis como su labor activa a día de hoy tratan de "deconstruir ese mito", y buscan cuestionar la "tendencia sesgada del cristianismo" que perpetua "la interpretación más represiva" de las escrituras que, añade, "no es precisa, y es muy temeraria".

"Llevo estudiando este tema quince años", asevera, y es rotundo al culpar a la tradición cristiana por enseñar que "la Biblia rechaza a los homosexuales". Y no sólo eso, sino que el teólogo defiende que ser homófobo "aleja a las personas que lo son de la Biblia".

En el sínodo sobre la familia que finalizó el pasado sábado en el Vaticano, el papa Francisco reafirmó en el documento final que los homosexuales no deben ser discriminados, aunque reiteró que la unión entre personas del mismo sexo "no puede ser ni remotamente" comparada con el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El párrafo que abordaba la cuestión de los homosexuales obtuvo el número justo de votos para ser aprobado, igual que el fragmento que leía un acercamiento por parte de la Iglesia a los divorciados.

"Secretismo y negatividad" en el Vaticano

El teólogo danés, por su parte, cree que en el Vaticano hay demasiado "secretismo y negatividad" ante este tema, igual que entre los cristianos evangélicos, que, dice "predican un discurso prácticamente idéntico al católico" en cuanto a la homosexualidad.

La tradición católica "tiende a interpretar la Biblia", dice, y el protestantismo, en cambio, no lo hace. Sin embargo, Lings admite que "nadie llega a las escrituras con la mente en blanco", sino que leemos la Biblia "de una manera determinada" de acuerdo con nuestro proceso de socialización.

En cuanto a la reciente suspensión del sacerdote polaco establecido en Barcelona Krysztof Charamsa tras declararse homosexual, el teólogo opina que "el castigo que ha recibido obedece a la lógica tradicional" del Vaticano, y comprende la "presión psicológica que debe haber pasado al guardar silencio tantos años".

No obstante, ve en el papa Francisco "más humanidad que en sus predecesores", y un criterio "más amplio" para abarcar cuestiones que "interesan a grandes sectores de la población".

Entre otras publicaciones, el teólogo, que ha trabajado como intérprete en el Parlamento Europeo, ha escrito los libros Biblia y homosexualidad, ¿se equivocaron los traductores? y Love lost in Translation: Homosexuality and the Bible