Público
Público

Una cacería en Galicia acaba matando a un perro en lugar de a un lobo

La organización ecologista Adega denuncia que la Xunta autorice batidas por las presiones de las sociedades de caza.

Publicidad
Media: 4
Votos: 9
Comentarios:

El perro abatido por los cazadores, que fue confundido con un lobo. ADEGA

MADRID. -La intención era la de dar muerte al lobo, pero terminaron matando a un perro. La organización ecologista gallega Adega ha denunciado una batida en la localidad de Friol (Lugo) que fue autorizada de forma exprés por la Xunta y que finalmente se saldó con la muerte de un perro.

"Chapuza de principio a fin. Después de consultar a diferentes expertos, las  fotos que hay del animal abatido confirman que se trata de un perro" -señala la organización, que también denuncia que el evento se celebró como una "verbena", con la presencia de "menores de edad", "fuegos artificiales ilegales" y "cámaras de fototrampeo".

Este tipo de batidas están contempladas como una medida excepcional en el Plan de Gestión del Lobo de Galicia. Se trata de cacerías puntuales que se organizan fuera de los controles de población habituales a petición de los ganaderos afectados por los ataques de lobo, en caso de daños recurrentes.

"Resulta muy cuestionable que pueda tramitarse y autorizarse una medida como esta. La administración accede a autorizar controles poblacionales en respuesta a la presión que se ejerce desde determinados colectivos sin que se cumplan las condiciones técnicas que la justificarían. No puede ser que se autoricen a petición de sociedades de caza y no directamente de los afectados, porque existen presiones para que el lobo sea un trofeo de caza en Galicia", señala Adega.

La misma ONG ecologista había pedido a la Xunta, días antes de que se celebrara la batida, que denegara la autorización, al considerar este tipo de actos como una "medida drástica" que "sólo deberían tener lugar cuando quedara demostrado no haber resultado efectivas la aplicación conjunta de las medidas preventivas y de los daños por pagos".

Pese a haber estado al borde de la extinción, el lobo es el único gran carnívoro cuya caza está permitida. La Directiva Hábitats de la UE cataloga a este animal como Especie de Interés Comunitario, aunque establece diferentes niveles de protección, usando el río Duero como línea de frontera. Al sur del río los lobos no se pueden cazar, mientras que al norte se admiten controles de población y otras medidas que dependen de cada comunidad autónoma.

En Galicia el lobo está considerado como una especie cinegética y se permite su caza estableciendo cupos, según las zonas. El municipio de Friol, donde se autorizó la batida, forma parte de la zona 1, lo que según el Plan de Gestión del Lobo de la comunidad supone el área de mayor prioridad a la hora de aplicar medidas para evitar los daños al ganado, es decir, donde más se permite su caza.

Ahora, el Ayuntamiento de Friol va a solicitar una nueva batida, al considerar que "no se ha cumplido el objetivo" de la primera.