Público
Público

Sanidad Pública Canarias, Valencia, Catalunya y Andalucía: las comunidades con peor sistema sanitario

Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública critica en su informe anual que la situación del sistema sanitario no ha llegado "ni de lejos" a la situación previa a los recortes emprendidos en 2009

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:

Manifestación de estudiantes y residentes en defensa de la sanidad pública.

Navarra y Euskadi siguen siendo un año más las comunidades con mejores servicios sanitarios frente a Canarias y la Comunidad Valenciana que son las que tienen la peor sanidad, mientras que Andalucía se sitúa por primera vez en el furgón de cola, con la misma puntuación que Catalunya.

El informe anual de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que se realiza desde 2004, pone de relieve una vez más no solo que existen diferencias entre las comunidades sino que éstas se han agravado.

Así lo ha asegurado el presidente de esta federación, Marciano Sánchez Bayle en rueda de prensa en la que ha presentado el informe que analiza 30 parámetros sobre financiación y recursos, política farmacéutica, valoración de los ciudadanos, privatización sanitaria y listas de espera y otorga una puntuación de entre 114 y 28.

Este año, la nota media obtenida por las comunidades ha sido de 71,11 y la diferencia entre ellas es "excesiva", de 41 puntos, mayor que en ediciones anteriores.

La FADSP recuerda que a partir de 2009 arrancó un proceso de recortes presupuestarios en todas las comunidades autónomas de entre 15.000 y 21.000 millones y que, aunque se han producido aumentos del gasto en los dos últimos años, ésto han sido muy diferentes entre regiones y "ni de lejos han recuperado la situación previa". Los recortes, aseguran, se ha visto sobre todo en la reducción del número de trabajadores sanitarios y su empeoramiento en las condiciones de trabajo, en el aumento de las listas de espera en la opinión de la ciudadanía respecto a la sanidad, que ha empeorado " de manera notable".

De mejor a peor

En el grupo de autonomías con "mejores" servicios sanitarios se sitúan, además de Navarra y Euskadi, Aragón y Asturias; y el de servicios "regulares" lo forman Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia.

Tienen servicios "deficientes" La Rioja, Cantabria, Madrid, Baleares y Murcia; en tanto que el grupo de cola lo integran Andalucía, Catalunya, Comunidad Valenciana y Murcia.

No existe correlación entre el color
político de los gobiernos regionales
y el puesto que
ocupan en el ránking, según la FADSP

Estas dos últimas se han ido alternando en los dos últimos puestos durante los ocho últimos años analizados, si bien Valencia mejora "bastante su puntuación".

Esta comunidad, según Sánchez Bayle, "está intentando sacar cabeza" después de la "nefasta política durante años que la ha hundido". El presidente de la FADSP ha incidido en que no existe correlación entre el color político de las gobiernos regionales y el puesto que ocupan en el ránking, si bien las elecciones autonómicas de 2005 han producido cambios.

Así, tres han experimentado un ascenso en la clasificación (Extremadura, Castilla-La Mancha y Navarra), dos mantienen la misma posición (Baleares y Comunidad Valenciana) y una ha descendido (Cantabria).

Sí existe una relación entre el presupuesto per cápita que las comunidades destinan a la sanidad y la calidad del servicio sanitario que prestan. Por ejemplo, según ha destacado Sánchez Bayle, Andalucía, que ha entrado por primera vez en el grupo de cola, es la que tiene menos gasto per cápita (1.106 euros), pero también es la que tiene menos camas (2,49 por 1.000 habitantes), la tercera con menos quirófanos y la primera con menos TAC y resonancias magnéticas por millón de habitantes.

El responsable de la FADSP ha señalado que "no es cierto" el argumento de las comunidades de que dedican poco dinero a la sanidad porque reciben poca financiación del Estado, ya que el porcentaje de unas a otras varía mucho: desde el 61% de Aragón al 46% de Andalucía. "Esa es la base que explica tanta diferencia entre regiones y, por ello, seguimos defendiendo que haya una financiación finalista", ha subrayado Sánchez Bayle.