Publicado: 28.11.2016 22:55 |Actualizado: 29.11.2016 07:00

Caos hospitalario en Granada capital: 11 kilómetros de distancia entre especialista y especialista

El recorrido que hace cualquier paciente en Granada para acudir a la consulta de su médico se ha acrecentado de forma notable, tras el proyecto de fusión hospitalaria de la Junta. Los usuarios más afectados, madres con hijos y personas mayores, recorren casi una hora en autobús para realizarse una prueba en un hospital y acudir a la consulta del médico en la otra punta de la ciudad, donde se ubica el nuevo macrocentro hospitalario.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:
Manifestación ciudadana del pasado domingo en la capital granadina.

Manifestación ciudadana del pasado domingo en la capital granadina / PLATAFORMA 'GRANADA POR SU SALUD'

SEVILLA.— El caos sanitario que se vive con la conocida fusión hospitalaria en la ciudad de Granada deja en evidencia “las buenas maniobras ”del viceconsejero de Salud, Martín Blanco para responder a una “gestión eficaz en los servicios de salud de los granadinos”. Los ciudadanos, extasiados e indignados con la pésima gestión del circuito de consultas que divide las principales especialidades médicas entre hospitales a más de una decena de kilómetros de distancia, agota a sus principales usuarios. Mujeres con hijos y ancianos.

Sin poder soportar el malestar de la situación y la mayoría, sin recursos económicos para trasladarse a la salud privada ante la enorme presión, soportan una gestión pésima que ha dejado a Granada con dos hospitales generalistas incompletos sin la cobertura de las principales especialidades para los pacientes. Tal y como ocurre en el macro hospital del Parque Tecnológico de la Salud, cuyos servicios no permiten atender partos en urgencias. A pesar de ser un reclamo de base para cualquier centro sanitario en España.

El macro hospital del Parque Tecnológico de la Salud no pemite atender partos en urgencias, un reclamo de base para cualquier centro sanitario español

La tercera manifestación, vivida en la pasada tarde del domingo, convocaba casi a 80.000 personas. La tercera que vive la ciudad andaluza en menos de cuarenta días. Sanitarios y pacientes reivindican a la Junta de Andalucía “crear hospitales con servicios finalistas para que atiendan realmente las necesidades de los usuarios”.

Veinte paradas de autobús para acudir a la visita del cardiólogo

“Pedimos hospitales públicos completos para que nuestros mayores no tengan que hacerse más de once kilómetros entre un hospital y otro para saber el resultado de una sola prueba”. Rocío tiene 49 años y vive en la parte norte de la ciudad de Granada. Su centro hospitalario de referencia es ahora el nuevo hospital PTS, donde solo existen especialidades quirúrgicas. Juana, su madre, tiene 83 años y sufre una patología cardiorrespiratoria. Sus opciones son limitadas si quiere ver al especialista. Y es trasladarse hasta el hospital Juan de Alda para la realización de las pruebas periódicas del corazón.

Rocío se indigna mientras relata que la afección de su madre no le permite ir de pie en un autobús casi una hora: "No sé como permiten que los más mayores vivan esta situación”

Rocío, actualmente en desempleo, ya ha acudido con ella a la segunda revisión. “Primero le piden una analítica y te dicen que no va en esa zona, que se tiene que ir al área tal para hacerse dicha prueba. Su médico del corazón está en la otra punto de la ciudad. Solo un autobús de línea con casi veinte paradas te permite llegar a este centro para recibir consultas. Sin embargo, para cualquier prueba tenemos que ir al otro hospital que es que el nos corresponde por zona”. Rocío se indigna mientras relata que la afección de su madre “no le permite ir de pie en un autobús casi una hora. No sé como permiten que los más mayores vivan esta situación siendo los principales usuarios de estas consultas”.

Miembros de la plataforma 'GRANADA POR SU SALUD'

Miembros de la plataforma 'GRANADA POR SU SALUD'

"Qué mas da una visita al año o cada seis meses"

Marta (nombre ficticio), trabajadora sanitaria en la unidad de atención temprana del Hospital Clínico de San Cecilio, espera con resignación el traslado inminente de su área al antiguo hospital de traumatología. “Si ya tenemos poco espacio, ahora se reduce aún más las posibilidades de realizar bien nuestro trabajo desde el equipo de neuropediatría”.

Laura, neuropediatra que lleva toda la vida en el San Cecilio, a menos de un mes de su jubilación, rememora cuando se abrió esta unidad en el mes de octubre de 1980. “Hemos atendido a más de 20.000 pacientes y hacemos revisiones periódicas anuales a casi 5.000 usuarios”. La integración de esta unidad en el área de neurología no va a ampliar el servicio a los usuarios actuales ni a los que vengan en el futuro. Marta recuerda que quieren “reducir el numero de visitas y casos para atender porque como ellos dicen, un niño que tenga un daño cerebral estará afectado toda su vida. Qué mas da una visita al año o cada seis meses”.


El futuro parece incierto y es que, tal y como narra este equipo médico, con ironía, los pacientes “van a terminar por auto diagnosticarse para saber a qué centro hospitalario tiene que acudir para no marearse”.

El catedrático en Pediatría y trabajador en el actual Hospital Clínico de San Cecilio, a punto de extinguirse, el doctor Antonio Muñoz recuerda que en las consultas que atiende a diario no puede realizar ni una mera analítica como prueba. “Es una falta de recursos de tal calibre que no se sabe como gestionar tanta incompetencia porque para una misma prueba un mismo paciente tiene que venir hasta dos veces. Uno para hacerse una prueba a un centro y otra para recibir el diagnóstico”.



En un reciente comunicado lanzado a los medios locales de la ciudad, destaca cómo el referéndum del actual modelo de fusión hospitalaria promovido por la Junta ya fue rechazado en su día por el 90 por ciento del personal sanitario en Granada. El desmantelamiento del actual Hospital Clínico hacia un nuevo espacio es una realidad que ha sido frenada por las mareas ciudadanas. “No es que los pediatras del Hospital Clínico no queramos ir al nuevo hospital, o donde decidan las autoridades que debamos ir, es que lo que nos venden es un ERE encubierto de una manera muy sutil. En Sevilla se propusieron, por razones que nadie entiende, hacer desaparecer el Hospital Clínico, un Hospital completo, finalista, accesible y fundamentalmente amable y querido por la ciudadanía. Con todo esto, lo del Materno-Infantil no es más que una cortina de humo para encubrir este desaguisado”.

Instalaciones del nuevo PTS de Granada.

Instalaciones del nuevo PTS de Granada.PLATAFORMA 'GRANADA POR SU SALUD'

Un parto en camilla en el nuevo hospital. Sin servicios de pediatría ni ginecología

El desmantelamiento del actual Hospital Clínico hacia un nuevo espacio es una realidad que ha sido frenada por las mareas ciudadanas

Los profesionales, dentro de la plataforma ‘Granada por su salud’, ya han alertado de las consecuencias que pueden tener a corto plazo para los granadinos la falta de hospitales completos, haciendo referencia al caso de una joven que en la mañana del lunes dio a luz en Urgencias del nuevo hospital PTS. La mujer ha tenido que acceder a este hospital, ya que el tráfico no le ha permitido llegar al otro punto de la ciudad, donde se encuentra el Materno Infantil. “Al llegar, un enfermero, ha tenido que asistir el parto en una camilla. Sin área de pediatría, ni ginecología, ni incubadoras para trasladar al bebé en caso de que naciera prematuro”. Finalmente la madre ha sido trasladada al hospital materno infantil en una ambulancia, tras el alumbramiento. “Estos casos solo muestran un aviso del desmantelamiento de la salud pública en nuestra ciudad y las graves negligencias que se pueden cometer”, destaca la Plataforma.