Publicado: 31.01.2016 18:18 |Actualizado: 01.02.2016 07:00

Caputi: "Muchos sistemas culturales están basados en la misoginia"

Jane Caputi es autora de libros como 'La era del crimen sexual' y ha realizado dos documentales cortos educativos: 'La pornografía de la vida cotidiana' y 'Alimentad a los verdes: voces feministas para la Tierra'.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Jane Caputi./Público

Jane Caputi./Público

@MartaBlancoSan

MADRID.- Jane Caputi es docente en la cátedra de Estudios sobre Mujeres, Género y Sexualidad en la Universidad de Florida (EEUU) y lleva décadas trabajando en torno al concepto de feminicidio desde una perspectiva semántica y semiótica. En su discurso, Caputi vincula la existencia de un sistema opresor masculino con la normalización de la violencia gracias a la simbología que nos rodea.

Caputi ofreció en diciembre una conferencia llamada "Feminicidio y Derechos Humanos de las mujeres", como cierre del ciclo "Mujeres contra la impunidad 2015", organizado por La Casa Encendida de Madrid y la Asociación de Mujeres de Guatemala.



P. Es ampliamente conocida como académica, activista y pionera en el análisis del concepto "feminicidio", junto a otras reconocidas académicas como Diane Russell. Explíqueme el término feminicidio….

El feminicidio es el homicidio perpetrado por los hombres contras las mujeres. Eso se inserta en un concepto en el que la masculinidad es dominante. Es el hombre como individuo el que actúa en un contexto de misoginia contra las mujeres.

P. ¿Cuál cree usted que es el origen de la violencia contra las mujeres? ¿Es cultural? ¿Por la educación?

El feminicidio sí puede tener raíces en la cultura en el sentido en que es el mismo sistema de la cultura el que está basado en la misoginia. Muchos sistemas culturales actualmente están basados en la misoginia o en la visión de que hay una dominación del hombre sobre la mujer. En la religión, en la cultura popular y en la educación también se fomenta esta visión.

En el mundo hay 22.000 mujeres que han muerto por abortos ilegales o no seguros y estas prácticas son consideradas feminicidio en el momento en el que se configuran como una negación de los derechos humanos de las mujeres.

P. ¿Qué tipo de papel ha jugado la religión? ¿Enseña la religión que los hombres son superiores a las mujeres, que la sexualidad femenina está ligada al mal?

"en muchas religiones patriarcales solemos conocer a Dios como un ser masculino y la mujer no sólo suele ser inferior sino que se suelen conocer como vírgenes o putas"

Efectivamente, en muchas religiones patriarcales solemos conocer a Dios como un ser masculino y la figura de la mujer no sólo suele ser inferior sino que se suelen conocer como vírgenes o putas. También transmiten el mensaje de que las mujeres sean controladas por los hombres. Por lo que, en términos generales, transmiten la dominación del hombre sobre la mujer, lo que también es feminicidio.

P. ¿Por qué los hombres todavía no han hecho suya la lucha contra la violencia de género, cuando es un problema social y no de las mujeres?

En esta sociedad en la que vivimos, los hombres tienen privilegios por el simple hecho de desempeñar ese papel de ser dominantes y tampoco quieren perder este tipo de rol que desempeñan. Son entonces las mujeres las que tenemos que luchar por nuestros derechos.

P. ¿Cree que los movimientos feministas pueden llegar a hacer frente a la violencia contra las mujeres?

Se trata de un movimiento muy poderoso y sí que puede hacer frente a este problema social. La violencia contra las mujeres no es algo inevitable aunque es una forma de control social.

Hay diferentes maneras de cómo se puede expresar esta violencia, como por ejemplo la misma violencia hacia la Tierra. La contaminación, los conflictos armados y el maltrato contra el medio ambiente la denominan como la The rape of the Mother Earth cuya traducción literal es la "violación sexual hacia la Madre Tierra". Esta fórmula la utilizan en inglés y es un claro ejemplo de que este movimiento feminista puede definitivamente acabar con la violencia.

Jane Caputi./Público

P. El pasado 7 de noviembre hubo en Madrid una marcha a la que acudieron miles de personas (mujeres y hombres) para que la violencia machista sea considerada cuestión de Estado, ¿qué le pareció?

España es nombrada muchas veces por los feminicidios que se cometen sobre todo hablando de violencia doméstica. Estando en EEUU he tenido la oportunidad de saber lo que pasó el pasado 7 de noviembre en Madrid a través de la BBC. Que se haya creado este movimiento y que haya esta concienciación me ha inspirado.

P. ¿Qué le parece la ley en España sobre que las chicas de 16 años tienen que pedir autorización para poder abortar?

"El miedo es tal que para evitar ser juzgadas recurren a abortos ilegales, lo que sí que puede ser algo realmente peligroso"

En los EEUU hay leyes parecidas y esto lo que conlleva es a la creación del miedo entre las jóvenes de ser juzgadas por ser inmorales. Esto llega incluso a la situación de que no quieren denunciar al violador. El miedo es tal que para evitar ser juzgadas recurren a abortos ilegales, lo que sí que puede ser algo realmente peligroso.

P. En una entrevista anterior usted ha sido crítica con el papel de los medios de comunicación, diciendo que "ayudan a mantener y a reforzar la violencia contra las mujeres". ¿Por qué?

En los medios de comunicación, en los vídeos musicales, en la publicidad… se transmite una imagen de violencia, de feminicidios como si fuese algo normal, como, por ejemplo, una mujer asesinada vendiendo zapatos. Normalmente lo que aparece en los media, en las películas…hacen que la violencia sea como algo glorioso, lo que da un mensaje muy equivocado. Lo que se suele ver es un retrato de la dominación de la mujer y el mundo de la cultura de los medios de comunicación es muy importante para transmitir un mensaje diferente.

P. ¿Por qué la violencia machista no está catalogada como un atentado contra los derechos humanos?

La razón es porque las mujeres hasta el momento no han sido consideradas como humanos en este sentido y las mismas relaciones contra las mujeres no se consideran como que hayan podido violar estos derechos. Por eso es importante acabar con el feminicidio, para que podamos lograr seguridad en todos los aspectos, como en casa, como en la calle o en el trabajo.