Público
Público

Caso Weinstein La actriz Maureen O´Hara denunció el terrible acoso sexual en Hollywood 70 años atrás

Conocida como la reina del tecnicolor, confesó en una entrevista en 1945 que el acoso sexual era tan fuerte en la industria del cine que consideró retirarse. Más de 70 años después, confirma que se trata de un mal sistémico en Hollywod.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Maureen O'Hara

"Imagino que Hollywood no me considerará más que un frío trozo de mármol hasta que me divorcie de mi esposo, me deshaga de mi bebé y mi nombre y mi fotografía estén en todos los periódicos. Si esa es la idea que tiene Hollywood de lo que es ser una mujer, estoy lista para renunciar ahora mismo".

Así hablaba en 1945 Maureen O´Hara, la mítica actriz, protagonista de películas como El hombre tranquilo o Qué verde era mi valle. Una explosiva pelirroja que hace más de 70 años atrás ya denunció la presión y el acoso que vivía como mujer en la industria del cine. A raíz de los escándalos hechos públicos desde que estallara el caso Weinstein, y de declaraciones como las de Michelle Pfeiffer recientemente en la BBC, denunciando el acoso en Hollywood  "se trata de un problema sistémico", se ha rescatado una entrevista concedida por al actriz al periódico británico The Mirror. En esta, confiram las tesis de Pfeiffer.

En esa entrevista, O´Hara reconocía que el acoso llegaba a ser tan intenso que incluso llegó a pensar en abandonar su carrera en el mundo del cine. Recientemente el New York Times recuperó esta entrevista. 

En ella, la actriz, que falleció en 2015, reconocía que se había ganado en Hollywood una reputación de "patata fría sin ningún atractivo sexual" debido a su negativa a ceder a cualquier insinuación sexual dentro de la industria cinematográfica. 

Según sus propias palabras el acoso "llegó a tal extremo, que odiaba ir a trabajar cada mañana. Soy una indefensa víctima de Hollywood en una campaña de cotilleos porque no dejo que el productor y el director me besen o manoseen cada mañana, así que ellos han divulgado por la ciudad el rumor de que no soy una mujer y que más bien soy una estatua helada de mármol".

En otra entrevista, publicada en el Daily Telegraph en 2004, la actriz, conocida como la reina del tecnicolor, confesó a sus 84 años estar segura de haber dejado de interpretar numerosos papeles por su negativa de tener relacione sexuales para obtener una interpretación. Recordó también que no se recostó en los sillones de los directores de casting, y que eso le costó papeles, pero "no iba a interpretar a la zorra. Esa no era yo".