Público
Público

Libertad de expresión Cassandra recurre ante el Supremo su condena por humillar a las víctimas de ETA

La defensa de la tuitera, condenada por sus tuits sobre el asesinato de Carrero Blanco, considera la sentencia es "un ataque a la libertad de expresión" y que la Audiencia Nacional no justificó nunca que humillara a las víctimas del terrorismo

Publicidad
Media: 5
Votos: 9
Comentarios:

Cassandra Vera

El abogado de Cassandra Vera, la tuitera condenada a un año de prisión por mofarse del asesinato de Luis Carrero Blanco, ha presentado este viernes un recurso ante el Tribunal Supremo contra esa resolución.

El recurso pretende que el Supremo corrija una sentencia que, además de la pena de prisión, condenó a la tuitera a siete años de inhabilitación absoluta.

La joven está representada por el despacho de abogados BGD, que considera que su condena es "un ataque a la libertad de expresión" y que la Audiencia Nacional no justificó en ningún momento que Cassandra humillara a las víctimas del terrorismo.

La Audiencia Nacional condenó a Cassandra al entender que sus tuits sobre Carrero Blanco escritos entre 2013 y 2016 "constituyen desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta a las personas que han sufrido el zarpazo del terrorismo".

Los jueces recordaron en la sentencia que la "lacra del terrorismo de ETA persiste, aunque con menor intensidad", y "las víctimas constituyen una realidad incuestionable, que merecen respeto y consideración, con independencia del momento en que se perpetró el sangriento atentado" que, recuerdan los magistrados, costó otras dos vidas.

La joven fue condenada por 13 tuits como "ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial"; "Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella" o la alusión a la película "A tres metros sobre el cielo".

"De confirmarse el criterio de la Audiencia Nacional, nos podría llevar a un escenario donde viviríamos el colapso de las instituciones penitenciarias", asegura en su recurso la defensa de la tuitera.