Público
Público

Castrogonzalo Hallan muerta a una mujer con signos de violencia en Zamora

El cuerpo sin vida de una mujer ha sido encontrado esta madrugada con signos de violencia a las afueras de Castrogonzalo, tras su desaparición en la tarde de ayer cuando había salido a dar un paseo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un agente de la Guardia Civil. ARCHIVO

El cuerpo sin vida de una mujer ha sido encontrado esta madrugada con signos de violencia a las afueras de Castrogonzalo (Zamora), tras su desaparición en la tarde del jueves cuando había salido a dar un paseo, han informado fuentes municipales y de la Subdelegación del Gobierno.

La mujer, Leticia Rosino, de 33 años, salió a pasear a primera hora de la tarde como solía hacer a diario y no regresó, por lo que se organizó una búsqueda por los alrededores del pueblo, donde fue hallado el cadáver sobre las tres de la madrugada.

El cadáver fue encontrado en un terraplén a las afueras del pueblo y presentaba golpes "muy significativos y violentos" tanto en la cara como en el cráneo, según ha confirmado la Subdelegación del Gobierno en Zamora.

La Guardia Civil de Zamora investiga el suceso y trata ahora de dar con el autor del homicidio, sin que por el momento se pueda orientar ni descartar ningún tipo de móvil del crimen, según ha precisado en declaraciones a los periodistas el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo.

Tras la alerta porque la joven no había vuelto a casa tras el paseo, durante el que fue vista por algunos vecinos, se organizó pasadas las diez de la noche una batida en la que colaboraron unos setenta vecinos de la localidad junto a la Guardia Civil.

El alcalde de Castrogonzalo, Joaquín García Neches, ha manifestado el pesar del pueblo y ha anunciado que tiene intención de decretar tres días de luto y que las banderas ondeen a media asta.

El máximo responsable municipal ha detallado que la joven era natural de la comarca zamorana de Tábara y residía en el pueblo con su novio, que era de Castrogonzalo e hijo de un trabajador municipal.

La joven se instaló en Castrogonzalo —una pequeña localidad de unos quinientos habitantes a unos 10 kilómetros de Benavente (Zamora)— tras encontrar trabajo como química en una industria láctea de la localidad después de haber vivido un tiempo fuera.

La denuncia por la desaparición de la víctima la interpuso una hermana de la mujer sobre las seis de la tarde de ayer, tras no localizarla y desde el primer momento se consideró una desaparición de riesgo por las circunstancias en las que se había producido y ser la fallecida una persona que realizaba una vida normal.