Público
Público

La Manada Catalá espera que se resuelva "la tensión" con el Poder Judicial tras sus palabras sobre el juez que pidió absolver a 'La Manada'

El ministro de Justicia recula y reivindica su trayectoria profesional para demostrar su relación y "compromiso" con las instituciones y en especial con la judicatura.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante el desayuno informativo en Sevilla. (RAÚL CARO | EFE)

Sembró una tempestad y ahora quiere que llegue la calma que él mismo rompió. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha dicho este jueves en Sevilla que espera que "la tensión" creada por sus palabras sobre el juez discrepante de la sentencia de La Manada se resuelva "cuanto antes" y se siga trabajando "con lealtad" desde el Gobierno con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y con las asociaciones de profesionales.

Catalá se ha pronunciado así al ser preguntado en un desayuno informativo de Europa Press por la polémica que han generado sus declaraciones sobre el juez Ricardo Javier González, que emitió un voto particular —defendiendo la absolución de los cinco acusadosx— en el fallo contra La Manada.

"Espero que esta tensión, que esta situación se resuelva cuanto antes, que sigamos trabajando con lealtad desde el Gobierno, el Ministerio de Justicia, con el CGPJ, con las asociaciones de profesionales, con todos los operadores jurídicos", ha manifestado.

El ministro ha mostrado su confianza en que haya "en breve" una propuesta de los técnicos para la reforma del Código Penal que mejore el "compromiso democrático" con las víctimas de delitos sexuales y que todas las instituciones se pongan "al servicio de la justicia y de la garantía de los derechos de todos los españoles".

Catalá ha defendido su trayectoria profesional, sus declaraciones, "que constan en las hemerotecas desde hace muchos años", su relación y "compromiso" con las instituciones, con la democracia, y con el funcionamiento del Gobierno, de los parlamentos y con el poder judicial.

"No creo que sea necesario acreditarlo porque está más que acreditado", ha añadido.

El ministro ha recordado que es un "servidor público" desde hace ya 33 años que entró en la Administración Pública, por lo que cree que "está más que acreditado" cómo entiende el funcionamiento de los poderes públicos, la separación de poderes y la democracia.

Ha abogado por una justicia "cercana" al ciudadano y a las víctimas: "Nos ponemos siempre del lado de las víctimas, manifestamos siempre esa cercanía y comprensión y ponemos todos los recursos para que así sea".