Público
Público

Catalunya Valladolid deja sin calle a Rigoberta Menchú por criticar la violencia en Catalunya

Óscar Puente, alcalde socialista de Valladolid, pasa en una semana de anunciar una calle para la Premio Nobel de la Paz, a retirar su nombre para sustituirlo por Pilar Miró, tras dos tuits de Menchú criticando el uso de la violencia Catalunya.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Rigoberta Menchú / EFE

La defensa de la no violencia ha dejado a Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz (1992) y premio Principe de Asturias de Cooperación Internacional (1998) sin calle en Valladolid. El pasado día cuatro de octubre el alcalde socialista de dicha localidad, Óscar Puente, anunciaba que la guatemalteca sería reconocida con el nombre de una de las vías de la ciudad.

En el plan de sustitución de nombres de la ciudad, Menchú vendría a renombrar la calle de Fernández Ladreda (que fue ministro de obras públicas con Franco) en el polígono de Argales. Sin embargo este martes Puente dio marcha atrás. El motivo: dos tuits de la Premio Nobel criticando el uso de la fuerza en Catalunya.

En el primero, publicado el día dos de octubre, Menchú afirma "mi enérgica condena a la represión del Estado Español en contra del pueblo de #Catayña en el marco de su derecho a la autodetermiación". El segundo mensaje lo que figura en su red social, la guatemalteca escribió "¡No más violencia ni racismo contra los puebros que denienden su autonomía y libre determinación! #PueblosLibres #PuebloCatalan #Cataluña".

Estas reflexiones han llevado al alcalde a dar marcha atrás y para "no generar más problemas", en un momento de gran tensión política. Puente ha decidido sustituir el nombre de Menchú por el de la directora de cine y teatro Pilar Miró, que además dirigió Radio Televisión Española entre 1986 y 1989 y fallecida en 1997 por un infarto.

En declaraciones a la televisión pública de Castilla y León, el edil afirmó que Rigoberta Menchú se ha pronunciado sobre una cuestión que afecta a este país y lo ha hecho de una manera que ha generado tensión y conflicto y desaprobación en una parte importante de la población. Por tanto no me parecía oportuno en este momento el poner el nombre a una calle que generase ese tipo de controversia. Y he optado por un nombre como es el de Pilar Miró que entiendo que no va a generar ningún tipo de controversia entre la ciudadanía".