Público
Público

Inmigración Más de cien inmigrantes consiguen saltar la valla de Melilla

El salto se ha producido a primera hora por la zona de la Hípica. Delegación del Gobierno afirma que alrededor de 300 personas han intentado cruzar y que la mitad han sido rechazados por la policía marroquí y la Guardia Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios de los migrantes que han logrado saltar la valla, en la puerta del CETI de Melilla.- @Fronterasfiltro

Más de un centenar de personas ha saltado este martes la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla, según ha informado la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma, mientras que otros doscientos han sido frenados por las fuerzas de seguridad de España y de Marruecos, según las mismas fuentes.

Según informa Onda Cero, alrededor de 120 migrantes han logrado cruzar la valla y han sido dirigidos al Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), escoltados por la Guardia Civil.

El salto se ha producido sobre las 07.00 horas en la zona de la Hípica, en la parte sur del perímetro fronterizo en Melilla. Tres de migrantes han sido atendido por Cruz Roja, aunque se encontraban en buen estado y no sido necesario el traslado al hospital.

También ha resultado heridos de carácter leve tres agentes de la Guardia Civil, que han precisado asistencia médica. Uno de los agentes ha resultado herido por uno de los garfios que utilizan los migrantes para escalar la alambrada, otro al recibir una patada y un tercero en una caída, según la Delegación del Gobierno, que también destaca daños en varios vehículos de la Guardia Civil.

Un grupo de unos trescientos inmigrantes subsaharianos ha intentado superar el vallado, de los que alrededor de un centenar lo ha logrado mientras que el resto han sido rechazados por las fuerzas marroquíes y la Guardia Civil, de acuerdo con los datos ofrecidos por la Delegación.

El salto ha sido "violento" por parte de los inmigrantes, que han lanzado piedras contra los agentes y tres guardias civiles han necesitado asistencia médica.

Uno de los guardias civiles ha resultado herido por uno de los garfios que utilizan los inmigrantes para escalar la alambrada, otro al recibir una patada y un tercero en una caída, según la Delegación.

El último salto a la valla con entrada de personas tuvo lugar el pasado 6 de febrero, cuando un grupo de 40 migrantes de origen subsaharianos trató de acceder a Melilla por la misma zona donde se ha producido el de hoy.

De ellos, 18 consiguieron entrar en la ciudad y hubo cinco heridos. Uno de ellos fue detenido por agresión y atentado a la autoridad.