Público
Público

Tráfico de personas Un centenar de migrantes se ahogan tras ser arrojados al mar frente a la costa de Yemen

La agencia de la ONU para las migraciones denuncia que traficantes de personas obligan a centenares de susaharianos, la mayoría adolescentes, a lanzarse al mar desde los barcos tras advertir la presencia de "autoridades cerca de la costa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

un trabajador de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) junto al cadaver semienterrado de uno de los jóvenes migrantes fallecidos frente a las costas de Yemen. EFE

Alrededor de un centenar de migrantes han muerto ahogados frente a las costas de Yemen en los dos últimos días, al ser obligados a saltar al mar por los traficantes de personas que los trasladaban desde África, según ha informado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de la ONU.

Este jueves, alrededor de 180 etíopes y somalíes fueron forzados por los traficantes a lanzarse a las aguas turbulentas de la costa yemení desde la embarcación en la que viabajan. La OMI calcula que unas 55 personas fallecieron ahogados: la organización ha localizado cinco cuerpos, y el resto sigue desaparecido. Los 125 inmigrantes restantes habrían sido rescatados, si bien la OIM no lo ha detallado en su comunicado.

El miércoles, la agencia de la ONU ya denunció que 120 inmigrantes, en su mayoría adolescentes, había sido arrojados al mar cuando se aproximaban a la región yemení de Shabwa, desde donde pretendían alcanzar otros países del Golfo. Unos 50 murieron ahogados.

Personal de la OIM encontró 29 cadáveres semienterrados en una playa yemení

Poco después de este incidente, personal de la OIM localizó 29 cadáveres de los ahogados, que había sido enterrados rápidamente por aquellos que sobrevivieron en "tumbas poco profundas". Algunos de los supervivientes pudieron abandonar la playa, mientras que al menos 22 siguen desaparecidos.

"Los supervivientes dijeron a nuestro personal en la playa que el traficante los empujó al mar" cuando vio a "autoridades cerca de la costa", ha explicado el jefe de la misión de la organización internacional en Yemen, Lauren de Boeck, en un comunicado.

Trabajadores de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ayudan a migrantes somalíes y etíopes que, según parece, fueron obligados a arrojarse al mar en una una playa en shabua (Yemen).

Otro portavoz de la OIM ha alertado que la actitud de los traficantes de personas de arrojarlos al mar "puede ser el comienzo de una nueva tendencia: los contrabandistas saben que la situación es peligrosa para ellos y podrían ser fusilados por los grupos armados que hay por la zona". "Así que los empujan cerca de la orilla y dan la vuelta para ir a buscar más", ha explicado.

"Muchos de los migrantes, muy delgados por la hambruna y la sequía en sus países, no tienen fuerza para llegar hasta la costa", señala el portavoz de la organización.

La OIM colabora con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para garantizar una atención adecuada a los restos de los fallecidos en al última tragedia. También ha proporcionado una primera asistencia a 27 supervivientes, si bien otros optaron por abandonar la playa sin siquiera recibir esta ayuda.

La ONU estima que, desde que comenzó el año, unas 55.000 personas han abandonado el Cuerno de África para llegar a Yemen. Más de 30.000 de esas personas, según la OIM, son menores de 18 años procedentes de Somalia y Etiopía, y calcula que un tercio son mujeres