Público
Público

Los manifestantes de 'Madrid no se vende' okupan un edificio abandonado y fundan un nuevo Centro Social en la capital

Es un local que ya fue okupado por el Patio Maravillas. Los participantes invitan unirse "a la gestión y a la defensa de este espacio que apuesta por los comunes urbanos frente a la especulación con los derechos"

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 10
Comentarios:

Imagen de la okupación en la Calle del Gobernador en Madrid./ Twitter @anticapi

La manifestación de 'Madrid no se vende' convocada este sábado en la Plaza Canalejas ha terminado con la okupación de un edificio en el centro de la capital. 
Varios centenares de personas participaban en la manifestación para reclamar que "Madrid es de todas, que esta ciudad que habitamos no pertenece a las grandes empresas, ni a la clase política, sino que pertenece a quien la vive, quien la siente y quien la defiende",  tal y como afirmaban los organizadores en el comunicado hecho público para movilizar a la población.

La marcha, en la que participaron, entre otros, los concejales de Ahora Madrid Rommy Arce y Pablo Carmona, y el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Isidro López, ha salido de la Plaza de Canalejas hacia la Glorieta de Atocha. Otros cargos electos que han salido hoy a reclamar un Madrid habitable son el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán y el diputado de Podemos por Vizcaya José David Carracedo.

La elección de la Plaza de Canalejas no es casual. Es "otro de tantos lugares que se están vendiendo en nuestro Madrid". El Grupo Villar Mir, con la aprobación del Ayuntamiento de Manuela Carmena, está construyendo viviendas de lujo, un hotel, un centro comercial y un aparcamiento subterráneo en siete edificios históricos de Madrid, adyacentes a la Puerta de Sol. "Madrid no es el patio trasero de Villar Mir ni de Florentino Pérez", defiende el llamamiento.

"Reivindicamos el derecho a la ciudad y hacer una ciudad que merezca ser vivida", explica Ana, portavoz de la plataforma 'Madrid no se vende', convocante de la manifestación. Algunas de las reclamaciones de los diversos colectivos que se encuentran en la manifestación son el alquiler social, la dación en pago. "Las instituciones nunca hacen suficiente", denuncia Ana.

"Todo el saqueo de Madrid en los años de gobierno del PP tuvo además un reparto en caja B", explica Pablo Carmona, el concejal de Ahora Madrid. "Se hace lo que se puede en muchos de los casos" desde el Ayuntamiento, cree Carmona.

La protesta ha sido convocada por diecisiete asociaciones sociales y vecinales de la capital del reino: Ecologistas en Acción, Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Patio Maravillas, Madrid Ciudadanía y Patrimonio, Asociación Sin Papeles de Madrid, Plataforma de Afectados por la Hipoteca Centro Madrid, Espacio Vecinal Arganzuela (EVA), Eje de Precariedad y Economía Feminista, Apoyo Mutuo, Red Solidaria de Acogida, Instituto DM, Oficina de Urbanismo Social, La Villana, Madrid en Transporte Público, Moratalaz Despierta, Lavapiés ¿dónde vas? y la Red Espacios Ciudadanos.

"Estoy para denunciar que Madrid nos lo están vendiendo", reclama Mari Carmen, miembro de la FRAVM. "Lo público tiene que seguir siendo público", defiende mientras denuncia "el expolio de Madrid". Otro asistente es Nino Trillo, de la Red Solidaria de Acogida, dedicada a la defensa de los derechos humanos de personas migrantes y refugiadas. "Nos gustaría que nuestro Ayuntamiento tuviese una posición más beligerante frente al Gobierno respecto a la falta de acogida" actual, explicó a Público.

Tras la manifestación, un grupo se ha dirigido a la Calle del Gobernador donde han okupado un edificio y creado un Centro Social de Okupación, bajo el nombre 'La Gobernadora'. Los activistas han creado una cuenta de Twitter con el usuario @CS_gobernadora en la que aseguran que la okupación tiene el pretexto de crear "un espacio para la construcción de los comunes urbanos".

El edificio, en el número 39 de la Calle del Gobernador esquina con el Paseo del Prado 30, fue brevemente en mayo de 2015 por el Patio Maravillas. El inmueble fue cedido por el arquitecto argentino Emilio Ambasz para un futuro Museo de las Artes, la Arquitectura, el Diseño y el Urbanismo que no se ha llevado a cabo. El último uso que se le dio a una parte del edificio fue de centro de salud hasta marzo de 2014.

En un comunicado, los manifestantes han hablado del origen del edificio que pertenece al ayuntamiento. "Este lugar que hoy disfrutamos fue construido para ser sede de la Universidad Pública, ese territorio en peligro de extinción que las administraciones públicas ponen al servicio de los intereses del mercado"

"Queremos decirle al ayuntamiento de Ahora Madrid y del PSOE que rompan el acuerdo que Botella firmó con Ambasz para cederle este edificio por 75 años a cambio de nada y permita que los movimientos sociales lo usen indefinidamente", reclaman los okupas.

La okupación se ha hecho pública poco minutos antes de las tres de la tarde. Pocos minutos después han aparecido dos coches de la Policía Nacional. Una participante de la plataforma, Isidro López y José David Carracedo se han acercado a los agentes de la autoridad para explicar la situación. Los policías han identificado a los tres y al periodista de Público que estaba grabando la conversación.

Se ha producido un debate acalorado entre uno de los policías, sin el debido número de placa, y el diputado regional. López se identificó con el documento de la Asamblea de Madrid que lo acredita como diputado pero el agente le reclamó el DNI. Isidro López reivindicó la validez del documento de la Asamblea de Madrid y le pidió que, de la misma forma que ellos se estaban identificando, les facilitase su número de placa. Al menos dos de los cuatro agentes no llevaban placa identificativa "porque se les había caído", según su versión.

Isidro López le dijo al agente de policía que al ser diputado autonómico tenía que cuadrarse ante él. El policía nacional le respondió con un tajante "usted está flipando", entre las risas de sus compañeros, y amenazó con denunciar al diputado de Podemos.

Entre las personas solidarias con la okupación que se mantuvieron en el exterior del edificio figuraban los cargos electos de Podemos Miguel Urbán, la diputada en la Asamblea de Madrid Isabel Serra e Isidro López. Los tres pertenecen también a Anticapitalistas. También estaba presente el diputado de Podemos José David Carracedo. Aunque tomaron parte en la manifestación, los concejales de Ahora Madrid Pablo Carmona y Rommy Arce no han hecho acto de presencia en la okupación.