Público
Público

Central nuclear de Garoña Ecologistas en Acción celebra "el final del culebrón sin sentido de Garoña"

Asociaciones ecologistas y partidos políticos muestran su satisfacción por el cierre definitivo de la central nuclear situada en Burgos, cuya decisión ha sido anunciada por el Gobierno este martes.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Una protesta de Greenpeace contra la reapertura de Garoña en 2014. EFE

El portavoz de Ecologistas en Acción para temas nucleares, Francisco Castejón, ha celebrado "el final del culebrón sin sentido de la central de Garoña", cuyo cierre ha decidido este martes el Ministerio de Industria al desautorizar la solicitud de prórroga hasta 2031 planteada por la empresa Nuclenor.

En declaraciones a Efe, Castejón ha considerado que el cierre de Garoña era "un clamor político" sostenido por varias comunidades autónomas, la mayoría de partidos políticos y la mayor parte de la sociedad española.

Además, ha insistido en que la seguridad de la planta no estaba garantizada y tampoco lo hubiera estado con las cuantiosas inversiones exigidas en el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), favorable con condiciones a la continuidad de la nuclear más antigua de España.

No obstante, el portavoz ecologista ha tildado de "desatino" el informe favorable del CSN y ha reconocido que lo "intrincado y oscuro" del proceso, con muy poco acceso a la información, abre las puertas a la propietaria de la central nuclear a un posible recurso Contencioso-Administrativo, que podría basarse también en que el Gobierno ha resuelto desautorizar la prórroga pese al informe favorable del CSN.

Castejón considera que es "muy poco probable" que prospere el recurso, dado que la Audiencia Nacional ya rechazó un intento similar, cuando la empresa recurrió la decisión del Gobierno socialista de conceder una prórroga hasta 2013 pese a que la empresa había solicitado en 2009 otros diez años de continuidad y el CSN había emitido un informe favorable.

Gran éxito del movimiento antinuclear

EQUO se alegra de que el Gobierno haya escuchado "por fin" el clamor de la ciudadanía, de los colectivos sociales y de la mayoría de los grupos políticos del Congreso que han pedido una y otra vez el desmantelamiento de la instalación.

“Es la noticia que esperábamos. La decisión contraria no se habría entendido, ni habría sido aceptada por la sociedad. Garoña se cierra porque no podía ser de otra manera. Mantenerla abierta era un riesgo para las personas y el medio ambiente. No cumplía las condiciones requeridas”, ha asegurado Juantxo López de Uralde que se ha referido a la decisión como un gran éxito del movimiento antinuclear.

El partido verde insiste en que seguirá trabajando por el cierre progresivo del parque nuclear una vez que Nadal ha afirmado su intención de mantenerlo operativo y por un impulso serio y decidido para el fomento de las energías limpias y renovables. “Desde EQUO trabajamos por el cierre progresivo de las nucleares. La decisión de Garoña sí condiciona el futuro del debate sobre el alargamiento del resto de las centrales”, ha advertido el coportavoz de EQUO.

"Magnífica noticia"

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha señalado que este cierre es "una decisión responsable e inteligente" del Gobierno de España. En un mensaje oficial en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, ha afirmado que se trata de una "magnífica noticia".

"Han sido muchos años trabajando por el cierre de Garoña. Quienes hemos luchado por ello celebramos hoy haberlo conseguido definitivamente", ha declarado el exalcalde de Vitoria y actual vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto.

Garoña "suponía un riesgo para la seguridad y la salud"

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, se ha mostrado satisfecho por el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña, que se ha logrado por "la presión ciudadana y el sentido común".

Tras conocerse la noticia, el Gobierno municipal de Vitoria, ciudad situada a menos de 50 kilómetros de la planta, ha expresado su satisfacción porque la infraestructura "suponía un riesgo para la seguridad y la salud" de las personas que vivían cerca de la misma.

"Hoy es un día histórico, un momento que llevábamos tiempo soñando. Ya era hora de que el PP escuchara la voz de los alaveses y y vitorianos y mostrase sentido común para decidir el cierre de esta central nuclear que no era rentable social, económica ni medioambientalmente", ha afirmado Urtaran.

El primer edil vitoriano ha valorado que "la presión ciudadana y el sentido común han permitido lograr el cierre para siempre de esta central nuclear que suponía un riesgo importante" para la ciudad.

Planes de revitalización de la zona

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha subrayado que el cierre de la central de Garoña se trata de una "extraordinaria noticia" y de una decisión que las instituciones vascas y alavesas y la ciudadanía del territorio "estaban esperando".

"Garoña está amortizada y ha cumplido su vida útil", ha insistido el diputado general, quien ha manifestado que ahora toca pensar en el futuro, en el desmantelamiento "rápido" de la instalación y en medidas para "garantizar el futuro económico de las localidades próximas".

Ha reconocido que esta cuestión "está en la agenda del Gobierno" central, pero ha precisado que las instituciones alavesas trabajarán para que las localidades del territorio próximas a la central estén incluidas en los planes de revitalización de la zona.