Público
Público

Cientos de gallegos se manifiestan en apoyo a Juana Rivas y para denunciar que "un maltratador no es un buen padre"

En esta protesta estaban presentes, entre otras personalidades políticas, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón; la concejala de Políticas Sociales en Compostela, Concha Fernández, y la diputada de En Marea Paula Quinteiro.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

Imágen de la manifestación en Santiago de Compostela.- EP

Cientos de ciudadanos se han manifestado este sábado en varios municipios gallegos en apoyo a Juana Rivas, en unas protestas que han marchado bajo el lema 'un maltratador no es un buen padre'.

En Santiago de Compostela, pasadas las 19.30 horas entre 200 y 300 personas han salido de la Praza 8 de Marzo con gritos de "todos somos Juana" y "basta ya de justicia patriarcal".

La manifestación ha transcurrido por la calle Virxe da Cerca, lo que ha provocado el corte de la circulación con retenciones de coches. En esta protesta estaban presentes, entre otros, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón; la concejala de Políticas Sociales en Compostela, Concha Fernández, y la diputada de En Marea Paula Quinteiro, entre otras personalidades. El acto ha concluido en la Praza de Praterías con la lectura de un manifiesto.

En Galicia también se han celebrado actos reivindicativos en Vigo, La Coruña, Ferrol y Orense, entre otros. Más de una veintena de ciudades españolas se manifiestan este sábado para pedir "justicia" para Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que ha tenido que entregar por orden judicial a sus hijos al padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar y al que en 2016 denunció por malos tratos.

Rivas está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada por los supuestos delitos de desobediencia judicial y sustracción de menores después de que permaneciera casi un mes ilocalizable con sus hijos sin acatar la orden judicial por la que los niños debían regresar con el padre a Italia. Finalmente lo hizo el pasado 28 de agosto, tras lo que Arcuri se ha trasladado con ellos a este país.