Público
Público

Salvados Las cinco claves del poder económico y la influencia que se esconden tras El Pozo

La empresa, propiedad del Grupo Fuertes, es la compañía con mayor volumen de ventas de todo el sector cárnico en España. También una de las marcas de alimentación más consumidas.

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 21

La granja de cerdos de 'Salvados'

Pocas veces un escándalo ha sacudido tanto los cimientos de una empresa como le ha sucedido a El Pozo. Y pocas veces —pese a la gravedad y evidencia de las imágenes emitidas en uno de los programas de mayor audiencia de la parrilla televisiva— una compañía bajo sospecha de prácticas insalubres y de maltrato animal ha recibido tanto apoyo del sector, de la prensa y del Gobierno. Tanto el Ejecutivo murciano como la ministra de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, que reconoció no haber visto el programa Stranger Pigs de Salvados, salieron al día siguiente en defensa de El Pozo, haciendo suyos los argumentos esgrimidos por la empresa en un comunicado posterior a la emisión del programa de Jordi Évole. El periodista ha denunciado en varias ocasiones las presiones del lobby del sector cárnico, que pagó hasta seis publirreportajes en periódicos nacionales para lavar su imagen pocos días después del escándalo. Además, y mientras varias cadenas de alimentación extranjeras han decidido suspender temporalmente la venta de productos de El Pozo, aquí los grandes supermercados guardan silencio. Estos son algunos datos de la compañía española en el centro de la diana.

Poder económico y empresarial

El Pozo ocupa el primer lugar, en volumen de ventas, de todo el sector cárnico español, habiendo facturado en 2016 más de mil millones de euros, según el último informe de resultados de la compañía. Además, es la segunda empresa más importante de Murcia y la número 129 del conjunto del tejido empresarial en España, según recoge el ranking de empresas que elabora El Economista. Pero su poder económico no se queda ahí. El Pozo es, en realidad, sólo una de las nueve empresas que configuran el Grupo Fuertes, todas propiedad de la familia Fuertes. El resto son Agrifusa (gestión de espacios rústicos y producción agrícola), Cefusa (cría y engorde de cerdo y vacuno y principal proveedora de El Pozo), Procavi (producción de carne de pavo), Fripozo (alimentos ultracongelados), Sediasa (envasado de alimentos), Palancares (quesos y productos lácteos) y Bodegas Luzón (vinos). Además, el grupo tiene inversiones en otras empresas fuera del sector de la alimentación, como la inmobiliaria Profusa, la petroquímica Aemedsa, la cadena hotelera Vis Hoteles, la cerámica Todagres y los parques zóologicos y temáticos Terra Natura Benidorm y Murcia.

Líder en consumo

Los productos de El Pozo son, además, de los más consumidos en España. Cuatro de cada cinco habitantes de nuestro país los compran. Sólo la marca Coca-Cola supera a la murciana en el último estudio de la consultora Kantar Worldpanel, del año 2015, sobre las marcas más adquiridas por los consumidores en las cadenas de alimentación. En España, la marca El Pozo está muy presente entre los grandes supermercados: Carrefour vende 117 productos de la marca, Alcampo 112 productos, Día 45 productos y Eroski, 40 productos. La marca El Pozo se vende además en más de 80 países de todo el mundo.

Medallas y galardones

Son varias las ocasiones en que las instituciones han premiado y alabado la labor de El Pozo y el Grupo Fuertes. En 2011, su anterior presidente, Tomás Fuertes, recibió de manos del entonces ministro socialista de Trabajo, Valeriano Gómez, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, la más alta distinción concedida por el Estado a las personalidades que destacan “por una conducta socialmente útil y ejemplar” en el ámbito laboral. Anteriormente, en 2006, el grupo fue asimismo galardonado con la Encomienda de Número al Mérito Alimentario del Ministerio de Agricultura “por su importante papel en el desarrollo y modernización del sector de la alimentación española”.

Subvenciones

Todo lo anterior no ha sido obstáculo para que la empresa El Pozo haya recibido suculentas subvenciones públicas, tanto del Estado como de la Unión Europea. Concretamente, en el año 2007, El Pozo Alimentación S.A. recibió 15,1 millones de euros del Gobierno para la mejora de sus infraestructuras en España, unas ayudas que fueron investigadas por la Comisión Europea por un posible incumplimiento de la legislación referente a las subvenciones. Además, y según el proyecto periodístico Farm Subsidy, que registra las subvenciones de la UE al sector ganadero europeo, la empresa El Pozo recibió entre los años 2004 y 2008, más de 734.814 euros en ayudas; y Cefusa, su principal proveedora, también del Grupo Fuertes, 3,3 millones de euros. La región de Murcia aparece también como uno de los 10 mayores receptores de ayuda para ganadería de toda la UE.

Una ministra del sector

La ministra Isabel Garcia Tejerina viene directamente del sector de la agroalimentación. Antes de ocupar un puesto en el Ministerio fue directora de planificación estratégica de la empresa Fertiberia, la principal compañía de fertilizantes agrícolas de España que, entre otros productos, también vende algunos relacionados con la alimentación ganadera.