Publicado: 27.05.2015 10:33 |Actualizado: 27.05.2015 15:29

Cinco detenidos por explotar a una menor vendida por sus padres 

La niña de 11 años había sido vendida de mutuo acuerdo por 17.000 euros para que contrajese matrimonio en una fiesta de compromiso en Rumanía.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La Guardia Civil, en el momento de la detención de los acusados. EUROPA PRESS

La Guardia Civil, en el momento de la detención de los acusados. EUROPA PRESS

MADRID.- La Guardia Civil ha detenido a cinco personas en Valladolid y Sevilla acusadas de vender y explotar a una menor de 11 años, a la que maltrataban y amenazaban, y que había sido vendida por sus padres por 17.000 euros para que contrajese matrimonio en una fiesta de compromiso en Rumanía.

Los hechos se remontan a mayo del año pasado cuando los padres de la menor, rumanos y residentes en Sevilla, vendieron por 17.000 euros a su hija a un clan familiar -también de origen rumano- afincado en Valladolid, para que se casara con un hombre.



Tras la fiesta de compromiso celebrada en Rumanía, la menor regresó a Valladolid, donde fue maltratada, amenazada e insultada, además de sufrir abusos sexuales.

También la sometían a jornadas laborales intensas recogiendo uvas y patatas y sin que recibiera ningún tipo de contraprestación económica, por lo que finalmente hizo una llamada de socorro a su madre que reside en Sevilla.

El clan familiar residente en Valladolid advirtió a la madre de la niña de que solo la dejarían regresar a Sevilla si pagaban 10.000 euros, y llegaron a arrancar de forma muy violenta los pendientes que llevaba la niña como parte de la compensación de la deuda que habían contraído sus padres cuando pidieron la vuelta de la menor.

Cuando el clan de Valladolid se percató de que estaban siendo vigilados por la Guardia Civil, enviaron a la menor de vuelta en un autobús a Sevilla. Los detenidos en la operación Cachiseca tienen entre 19 y 41 años y pertenecen a los dos clanes familiares implicados.

Están acusados de delitos de trata de seres humanos, malos tratos, hurto, abuso sexual, agresión sexual y explotación laboral, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa. De los cinco detenidos, se ha decretado ya el ingreso en prisión del hombre que contrajo matrimonio con la niña en Rumanía y de su padre.