Público
Público

Citan como investigado al jefe de la Policía Autonómica de Vigo por acoso a una agente

La mujer, que ya había sido trasladada de unidad, presentó una querella por supuestos delitos contra la integridad moral y de acoso sexual y laboral en el contexto de una relación profesional jerárquica.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

Policía Autonómica de Galicia. / Europa Press

El Juzgado de Instrucción número 8 de Vigo ha llamado a declarar como investigado al jefe de la Policía Autonómica de Vigo, a raíz de la querella presentada por una agente por supuestos delitos contra la integridad moral y de acoso sexual y laboral en el contexto de una relación profesional jerárquica.

Así lo han confirmado fuentes conocedoras del caso, que han explicado que la querella de la mujer surge de "diversos comentarios improcedentes en un contexto laboral" por parte de su superior, así como de "ciertas conductas laborales que denotan la existencia de un acoso laboral ('Mobbing') y discriminación respecto a otros compañeros".

A partir de la querella, presentada en el último trimestre del pasado año, la agente fue llamada a declarar ante el juzgado para ratificar la misma. Además, este jueves comparecieron cuatro testigos propuestos por la parte denunciante, quienes trasladaron algunas "frases y expresiones que hizo el superior" en las que se apreciaría una supuesta "discriminación y depreciación injusta" hacia la mujer.

En este marco, ha sido llamado a declarar en el juzgado el próximo día 8 el inspector, quien comparecerá en calidad de investigado en relación con estos hechos, que todavía no están calificados jurídicamente. Asimismo, no se descarta que en próximas fechas sean citadas más personas a petición de las partes personadas en la causa.

Traslado de unidad

Fuentes próximas a la querellante han trasladado que la agente primero presentó un escrito interno para denunciar estos hechos, a partir de lo que se abrió una investigación. No obstante, han sostenido que "no se supo nada más", por lo que finalmente se presentó la querella.

Por estos hechos, la mujer, que es miembro del Cuerpo Nacional de Policía aunque estaba destinada a una unidad adscrita a la Policía Autonómica, estuvo de baja varios meses y posteriormente decidió pedir un cambio de destino, con lo que ahora está en la comisaría de la Policía Nacional de Vigo-Redondela.

"Ella quería trabajar, pero no en el mismo sitio", han manifestado estas fuentes, que han confirmado que en su nuevo destino la agente "está contenta", pese a que con el cambio deja de percibir 3.000 euros al año --en complementos por estar adscrita a la Policía Autonómica-- y le supone trasladarse entre Vigo y Redondela. "Prefiere perder dinero e irse", han remachado estas fuentes.