Publicado: 20.08.2015 16:21 |Actualizado: 20.08.2015 16:22

El coche del asesino de Cuenca no llevaba las matrículas puestas cuando llegó a Rumanía

Aunque iba sin placas, las autoridades rumanas le identificaron a partir de la información sobre el vehículo facilitada por la Policía Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El vehículo de Sergio Morate, sospechoso del doble asesinato de Cuenca, un Seat Ibiza de color verde, permanece custodiado en la comisaría de la localidad rumana de Lugoj.EFE/Dragos Bota

El vehículo de Sergio Morate, sospechoso del doble asesinato de Cuenca, un Seat Ibiza de color verde, permanece custodiado en la comisaría de la localidad rumana de Lugoj.EFE/Dragos Bota

MADRID/BUCAREST.- El coche Seat Ibiza verde que usó el presunto asesino de Cuenca, Sergio Morate, para desplazarse a Rumanía no llevaba las matrículas puestas cuando llegó a ese país, según han informado fuentes de la investigación. Estas mismas fuentes han añadido que este hecho no impidió que las autoridades de ese país identificaran el vehículo a partir de la información facilitada por la Policía Nacional.

Los investigadores de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) van poco a poco juntando todas las piezas del caso para esclarecer lo que el pasado martes el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, definió como "lagunas". Una de ellas es saber el itinerario exacto que realizó Morate desde que cometiera presuntamente el doble crimen de su ex novia Marina Okarynska y su amiga Laura del Hoyo.



Una de las certezas con las que cuenta la Policía es que el joven abandonó España por el paso fronterizo de Portbou (Gerona). En las imágenes que se difundieron del vehículo se podía ver la matrícula 1062 CPF, pero a su llegada a Rumanía las placas ya no estaban. Morate podría haberlas quitado voluntariamente para dificultar su identificación, un dato que reforzaría la convicción que ya tiene la Policía de que su viaje a Rumanía era en realidad una huída y que su intención era esconderse con la ayuda de su amigo Istvan Horvath.

Justicia rumana decidirá el lunes sobre la entrega de Morate a las autoridades españolas

A este respecto, El tribunal rumano encargado del caso de Sergio Morate, sospechoso del doble crimen de Cuenca, decidirá el próximo lunes si se examina en España el vehículo que utilizó en su huida, informaron fuentes policiales. "El juez tomará una decisión sobre la comisión rogatoria internacional para saber qué se hace con el coche", declaró a los periodistas Nicolae Cristea, director adjunto de la Brigada de investigación criminal rumana.

morate

Cristea hizo esas declaraciones tras reunirse con el jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, Héctor Moreno, en la ciudad de Lugoj, donde se encuentra custodiado el vehículo. Moreno se limitó a destacar la "excelente" labor y disposición de la policía rumana y pidió paciencia a los medios por la falta de información sobre el caso, para no entorpecer las investigaciones en curso.

La Fiscalía de la Corte de Apelación de Timisoara (oeste de Rumanía) informó hoy que la vista en la que se decidirá sobre la entrega de Morate a las autoridades españolas se ha adelantado a las 08.00 GMT del lunes 24. Hasta ahora la fecha fijada para esa audiencia era el viernes 28.

Si ese tribunal decide la entrega del sospechoso a la Justicia española, Morate todavía podría recurrir la decisión ante la Alta Corte de Casación y Justicia de Rumanía, situada en Bucarest. Ésta tendría entonces cinco días para decidir si confirma o no la decisión tomada en primera instancia.

Sólo o acompañado

Un de las incógnitas del caso es si Morate actuó sólo o en compañía de alguien. La principal tesis policial es que lo hizo en solitario y de forma premeditada, al menos en lo que afecta a su ex novia. Con lo que no contaba Morate es que su expareja acudiese a recoger sus cosas a su casa en compañía de una amiga, según creen los investigadores.

En un primer momento, se apuntó a la posible colaboración de un excompañero de prisión de nacionalidad colombiana que justo el fin de semana en el que las jóvenes estaban desaparecidas disfrutó de un permiso penitenciario de salida. Esta pista se derrumbó rápidamente cuando los investigadores de la Policía acreditaron que había estado en Alicante.

Finalmente los cuerpos sin vida de las dos chicas fueron hallados en una orilla de río Huécar (Cuenca) cubiertas con cal viva. La Policía tiene constancia de que Morate acudió personalmente a comprar la cal días antes del doble crimen.