Publicado: 16.03.2016 21:03 |Actualizado: 17.03.2016 09:34

Las cofradías murcianas protestarán contra una moción municipal que pide cumplir la aconfesionalidad

El proyecto ha sido presentado por IU y los grupos políticos independientes y ha provocado que el Cabildo de Cofradías convoque una manifestación como protesta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Miembros de la Agrupación Santísimo y Real Cristo de la Misericordia

Miembros de la Agrupación Santísimo y Real Cristo de la Misericordia

MURCIA.- Una moción que pide la aplicación de la no confesionalidad, acorde con la Constitución española de 1978, en el Ayuntamiento de Murcia presentada por el grupo Cambiemos Murcia (IU e independientes) ha desatado las iras del Cabildo de Cofradías de la Semana Santa de la ciudad, que ha convocado una manifestación/concentración de protesta a las puertas de la casa consistorial simultánea a la discusión del texto, en el Pleno de este jueves.

El texto de la moción, presentada en el Registro General el pasado día 11, no hace ninguna referencia explícita a las procesiones o actos religiosos católicos que se celebran en la llamada “Semana Santa”, ni a ninguna otra confesión religiosa, sino que tiene un carácter general en orden a conseguir la aconfesionalidad de las instituciones públicas españolas establecida en la Constitución.



No obstante, en el preámbulo se especifica que, en vez de mantener la neutralidad religiosa, “el Ayuntamiento se ha caracterizado por ayudar a entidades religiosas como demuestra la cesión de espacios públicos municipales a la hermandad de los 'coloraos' o a la Universidad Católica de San Antonio, entre otras.

De esa hermandad, que procesiona el Miércoles Santo, es cofrade notorio el ex presidente “popular” durante 20 años Ramón Luis Valcárcel, ahora vicepresidente del Parlamento europeo, y la cofradía –presidida por un hermano suyo, Carlos– obtuvo del municipio murciano la cesión de una antigua escuela municipal como sede. La cesión de 135.000 metros cuadrados de terreno a la universidad católica fue denunciada por la Fiscalía anticorrupción, aunque el caso fue sobreseído recientemente por el juzgado.

El Cabildo de Cofradías tardó pocos días en darse por aludido y montar en cólera. Así, el lunes 14 convocó una concentración de protesta a las puertas del consistorio murciano para este jueves 17 a las cinco de la tarde, la misma hora torera en la que se debatirá la moción en el salón de Plenos. El presidente del Cabildo, Ramón Sánchez-Parra, declaró ayer en una emisora de radio que esa reunión pública cofrades semanasanteros tiene como único objeto el de “rezar”.

Según el texto del llamamiento oficial del Cabildo, en la moción “se atenta contra la libertad religiosa y contra el arraigo de nuestras cofradías y la peculiar forma de celebrar nuestra Semana Santa”. Y especifica que el “rechazo” es “única y exclusivamente respecto de los puntos de la misma que afectan gravemente a la vida de nuestras cofradías y a la manifestación de nuestras procesiones”.

La moción fue registrada en la secretaría general del Pleno del Ayuntamiento de Murcia el pasado viernes 11 de marzo por el concejal de Cambiemos Murcia Sergio Ramos, con objeto de que sea debatida en el Pleno ordinario correspondiente a este mes, este jueves día 17. El día siguiente es el denominado por los católicos “Viernes de Dolores”, con el que se inicia la “Semana Santa”.

En el texto, que se hace eco de una moción/tipo enviada a los grupos municipales de IU en toda España por la Red de Municipios por un Estado laico a principios de febrero, se recuerda que el artículo 16.3 de la Constitución española establece que “ninguna confesión [religiosa] tendrá carácter estatal”.

Siguiendo el espíritu y la letra de ese epígrafe constitucional, la moción hace una serie de peticiones de carácter general como que “en los espacios de titularidad pública que dependan de este Ayuntamiento no existirá simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado” o como que “no se promoverán por parte de este Ayuntamiento ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo, siendo todos los actos organizados por el Ayuntamiento exclusivamente de carácter civil”.

Se añaden también otra serie de peticiones, para ser aprobadas conjuntamente en el Pleno, relativas a la neutralidad religiosa de las autoridades municipales, la no encomienda de las mismas a ningún ritual religioso, o la no concesión de “financiación pública o exenciones tributarias municipales para la instalación de infraestructuras o realización de actividades a ninguna confesión o institución religiosa”, y también “no se donará, ni se facilitará suelo público ni locales” a dichos organismos confesionales de cualquier tipo.

Fuentes de Cambiemos Murcia recuerdan que “la convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad. Esto no lo decimos nosotros, sino el Papa Francisco en su visita a Río de Janeiro en julio de 2013”.

El texto a debatir en el Pleno y a aprobar o rechazar, “no plantea en ningún caso suprimir o perjudicar a la Semana Santa y otras celebraciones religiosas, sino abrir un debate social, respetando la libertad de creencias y la separación de la administración local del ámbito religioso”, añaden las fuentes.