Público
Público

Colegio Reial Monestir Apartan a un monitor de un colegio de Barcelona por "tratos inadecuados de carácter sexual" a un menor

Es un centro concertado y religioso del movimiento eclesial Regnum Christi, de la que forma parte la congregación de los Legionarios de Cristo

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El Colegio Reial Monestir de Santa Isabel de Barcelona ha apartado a un monitor de comedor y patio, de una empresa externa, por presuntos "tratos inadecuados de carácter sexual" a uno de los alumnos del centro, han explicado fuentes de la institución a Europa Press. Se trata de un colegio situado en el barrio barcelonés de Sarrià y es un centro concertado y religioso del movimiento eclesial Regnum Christi -de la que forma parte la congregación de los Legionarios de Cristo-.

Según recoge una circular del centro enviada a los padres, el colegio fue informado el pasado sábado por una familia de que uno de sus hijos menores de edad "habría recibido tratos inadecuados" por parte de una persona empleada por una empresa externa que presta los servicios de monitores para comedor y patio al centro desde 2011.

En la carta a los padres, que firma el director, explica que la familia ha presentado una denuncia contra el empleado ante los Mossos d'Esquadra, y que fue puesto a disposición judicial el lunes, momento en el que dejó de prestar servicio en el centro educativo.

La circular concreta que el empleado contaba con el "preceptivo certificado negativo de delitos de naturaleza sexual", que certifica que no tiene antecedentes penales por este tipo de delitos.

El colegio fue informado de la situación el martes y, tras las investigaciones policiales, la persona fue puesta en libertad: "Hoy jueves 8 de febrero hemos sabido que fue puesta en libertad provisional sin fianza mientras se tramita la instrucción de la causa". Explican a los padres que el colegio ha mantenido "comunicación constante" con la familia para proporcionarle el apoyo necesario y han colaborado con las autoridades para esclarecer los hechos, algo que aseguran que continuarán haciendo.

"Nuestro compromiso para erradicar los riesgos de comportamientos intolerables es absoluto y por ello se han tomado con determinación las medidas necesarias", explica el director, que se muestra convencido de que, proceder con firmeza, seguir con exigencia su Protocolo de Ambientes Seguros y una comunicación clara, son necesarios para la máxima protección de los menores. El centro reitera su "compromiso total" por ofrecer el entorno seguro a los alumnos y la comunidad educativa merecen, para crecer y desarrollarse adecuadamente.