Publicado: 21.02.2016 13:16 |Actualizado: 21.02.2016 13:16

Combatir la soledad de la vejez con una visita semanal de un voluntario

Dar el paso de pedir ayuda para llevar una vida menos solitaria puede hacer que mayores de 65 años consigan la asignación de un voluntario al menos una vez por semana para visitarle en su domicilio, charlar y, si hay suerte, iniciar una amistad.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:
dependencia

Combatir la soledad de la vejez con una visita semanal de un voluntario. /EFE

MADRID.- Dar el paso de pedir ayuda para llevar una vida menos solitaria puede hacer que mayores de 65 años consigan la asignación de un voluntario al menos una vez por semana para visitarle en su domicilio, charlar y, si hay suerte, iniciar una amistad. Este tipo de experiencias son las que acumula la fundación Amigos de los mayores, después de casi 30 años desde que llegara a España desde Francia este proyecto para combatir la soledad de la vejez.

Así lo ha asegurado la directora de la organización, Mercedes Villegas, en una entrevista con Efe en la que analiza la evolución del este proyecto de voluntariado con las personas mayores. "Ya sea acompañando al mayor en su domicilio o en la residencia, este tipo de experiencias han aumentado, y necesitamos contar con más voluntarios a medida que van llegando las solicitudes", sostiene.



Entre las últimas solicitudes recibidas, figuran las de siete residentes en San Fernando de Henares, la primera localidad madrileña junto con otra de la misma comunidad, Móstoles, en la que la fundación implantó el pasado año su proyecto, al margen del desarrollado en la capital. "En San Fernando, empezamos por el gran interés mostrado por los servicios sociales del ayuntamiento", cuenta Villegas.

Para poder llegar a más mayores, la responsable de la organización considera fundamental aumentar la difusión del proyecto, darlo a conocer entre sus potenciales beneficiarios, así como entre los ciudadanos interesados en participar en el mismo. "Hay mucha gente que quiere colaborar -lo sabemos por el nivel de respuesta que obtenemos al poner un anuncio-, y eso tiene que ver con que es una experiencia muy enriquecedora para las dos personas", añade.

Desde la fundación, que trabaja con el mismo proyecto en las ciudades de Barcelona y Valencia, se encargan de "hacer" las parejas de voluntarios y mayores, atendiendo a sus gustos y aficiones. Para ello, la fundación indaga en las entrevistas personales que realiza a los voluntarios, a los que recluta si cumplen el requisito de "tener ganas y tiempo de acompañar a una persona mayor que se siente sola".

"Se entienden las reticencias a abrir las puertas de su casa a un desconocido, por los casos de estafas y fraudes a personas mayores que se han escuchado"

El voluntario recibe previamente formación en "apoyo afectivo" por parte de Amigos de los mayores, donde apuntan la importancia de generar un clima de confianza. "Se entienden las reticencias a abrir las puertas de su casa a un desconocido, por los casos de estafas y fraudes a personas mayores que se han escuchado", afirma la directora de la organización.

Sin embargo, señala que hay muchas relaciones con ese tipo de comienzo que han cumplido ya una década de amistad. Con más de 500 voluntarios en la Comunidad de Madrid, desde la fundación hacen hincapié en que sigue aumentando la cifra de personas mayores de 65 años que viven solas, "y muchas de ellas no han elegido esta situación", recalcan.

En el municipio de Madrid hay más de 150.000 los jubilados que viven solos, mientras que en el conjunto de España la cifra se eleva a 1.800.000 personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).