Publicado: 18.01.2016 10:18 |Actualizado: 18.01.2016 11:04

Comienza el juicio por el asalto ultra a la librería catalana Blanquerna en Madrid en la Diada de 2013

El Delegado de la Generalitat, Josep María Bosch, y el diputado de CiU, Josep Sánchez i Llibre, fueron agredidos durante un acto de celebración del Día de Catalunya. La Fiscalía solicita entre dos y cuatro años de cárcel para los quince acusados de perpetrar el asalto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen de video del asalto de un grupo de ultraderecha a la librería Blanquerna, en Madrid, en septiembre de 2013, en la Diada.

Imagen de video del asalto de un grupo de ultraderecha a la librería Blanquerna, en Madrid, en septiembre de 2013, en la Diada.

MADRID.- La Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid celebra este lunes la vista oral de juicio por el ataque de un grupo de ultras al Centro Cultural Blanquerna en Madrid que acogía el acto de celebración de la Diada de Catalunya 11 de septiembre de 2013.

Menos de una docena de simpatizantes se han concentrado delante del tribunal y han desplegado una pancarta con la frase "Absolución patriotas, caso Blanquerna". El grupo ha retirado la pancarta después de que los agentes de Policía se lo requirieran.

El asalto se produjo cuando el Delegado de la Generalitat, Josep María Bosch Bessa, tomaba la palabra para presentar el acto. En ese momento, el grupo ultra accedió al interior del local, y según el informe de calificación provisional de la Fiscalía "atentaron contra la paz social", exhibiendo banderas españolas y gritando "Cataluña es España"



Según el escrito del Ministerio Público, durante el acto bandálico, este grupo causó desperfectos en la puerta y cristal del local e increparon a Josep María Bosch llamándole “catalán de mierda” al tiempo que le decían que le iban a matar.

Fachada del Centro Cultural Blanquerna en Madrid. / ccblanquerna.cat

Los dos principales acusados, Jesús Fernando F. G. y Juan Luis L. G., golpearon a Josep Sánchez i Llibre -diputado de CiU- y a Josep María Bosch, respectivamente. Para ellos, la Fiscalía cuatro años de prisión, mientras que para los trece acusados más pide dos años de cárcel. El diputado de CiU ha renunciado a la indemnización. Otro de los acusados, golpeó a un operador de cámara de TV3, Christian M. C.

Antes de abandonar el local, tras las agresiones, otro de los encausados rocío con un spray de gas pimienta el local, provocando picores, irritaciones y otros menoscabos físicos en los asistentes que, ante ello, tuvieron que abandonar el establecimiento.

La Fiscalía acusa a los miembros del grupo radical un delito de desórdenes públicos, un delito de daños, dos delitos de atentado, un delito de coacciones, una