Público
Público

Comunidad de Madrid Más de 700 médicos denuncian "graves carencias" en el hospital Gregorio Marañón

En una carta dirigida a Cristina Cifuentes, los facultativos expresan su "preocupación" y "descontento" por una serie de hechos "sobradamente conocidos por la estructura jerárquica sanitaria", aunque "ignorados repetidamente" por ella.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5
Comentarios:

Imagen de archivo del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid. EFE

Más de setecientos médicos del hospital madrileño Gregorio Marañón han denunciado ante la Comunidad de Madrid las "graves carencias estructurales" y el "mal gobierno" de las que adolece el centro "desde hace años".

En una carta dirigida este martes a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, un total de 749 facultativos expresan su "preocupación" y "descontento" por una serie de hechos "sobradamente conocidos por la estructura jerárquica sanitaria", aunque "ignorados repetidamente" por ella.

Los profesionales del Marañón hablan en su misiva de presupuestos "deficitarios", déficit de infraestructuras y equipamiento, "edificios degradados", déficit "preocupante e insostenible" en inversiones en tecnología médica, "desigualdades" profesionales y retributivas o de la "falta de un plan de gestión estable y consolidado".

"El hospital sufre, con demasiada frecuencia, rotura de conducciones hidráulicas, limpieza deficitaria, circulación de bolsas de basura y ropa sucia con permanencia de horas en los pasillos de las salas de hospitalización. Esto no es admisible por razones de seguridad e higiene", denuncian los médicos.

Una de las médicos firmantes, Belén Padilla, dice que "no es puntual" la aparición este lunes de "cucarachas en siete quirófanos", con la suspensión de 18 cirugías previstas, y responde a las denuncias que figuran en la carta dirigida al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Medidas

Los médicos piden a Cifuentes que nombre "un equipo directivo estable que se apoye en los profesionales del hospital", la puesta en marcha inmediata de un plan de gestión, consensuado con ellos, y "la inversión presupuestaria necesaria para corregir los importantes déficits estructurales del centro".

Con respecto a los presupuestos, los médicos dicen que "han descendido progresivamente en los últimos años y son claramente deficitarios tanto para la actividad real del centro como para la complejidad de los pacientes atendidos".

También dicen los médicos que mientras en otros hospitales de similar categoría se han acometido reformas estructurales y adquisición de instrumentación y equipamiento de alta tecnología, el Gregorio Marañón permanece con "edificios degradados por el paso del tiempo, sin que se haya acometido la reforma integral que se planificó hace ya once años".

Y, ente otras quejas, los profesionales dicen que "el déficit en inversiones en tecnología médica es, asimismo, preocupante e insostenible debido al gran número de equipos obsoletos con los que estamos trabajando, lo que repercute negativamente en la atención de los pacientes".