Publicado: 23.03.2016 18:10 |Actualizado: 23.03.2016 18:10

Condenado a 38 años por el doble asesinato machista de la Alcazaba de Melilla

El agresor mantenía una relación con la víctima, de 19 años, que decidió poner fin a la misma y reanudarla con otro hombre, de 40, también fallecido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen contra la violencia de género

Imagen contra la violencia de género

MELILLA.- La Audiencia de Málaga ha condenado a Salah El Kajjoui a 38 años de prisión y a hacer frente a indemnizaciones de más de 350.000 euros por el asesinato de su exmujer Hanan Outmani y su compañero Mhamed Oualkadi en la ensenada de los Galápagos de la Alcazaba de Melilla en diciembre de 2014.

Según la sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia de Málaga, Salah El Kajjoui mantenía una relación sentimental con Hanan Outmani, de 19 años, a la que ésta decidió poner fin. La joven abandonó el domicilio familiar en Marruecos y se trasladó a Melilla a vivir con un tío materno.



El ahora condenado "nunca aceptó esta situación procurando por todos los medios que Hanan volviera con él, por lo que llegó incluso a presionar a la familia de esta e incluso advertirles de que iba a matarla", señala la sentencia.

El 23 de enero de 2014 el Juzgado de lo Penal número 1 de Melilla prohibió a Salah aproximarse a menos de 200 metros y comunicarse con Hanan durante dos años.

El 2 de diciembre de ese año, el acusado vio a la joven en compañía de Mhamed Oualkadi, de 40 años, con quien había comenzado una relación sentimental y los siguió hasta la escalera de bajada a la ensenada de la Galápagos y los apuñaló.

Este caso conmocionó a la ciudad de Melilla, donde se llevaron a cabo concentraciones de repulsa ante el doble homicidio, sobre todo después de que se reconociera oficialmente el asesinato de la joven Hanan como un caso de violencia machista.

Hanan tenía el reconocimiento de víctima de malos tratos por parte de su exmarido y contaba con protección policial tras haber pasado por dos casas de acogida.


016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica