Público
Público

Abuso sexual Condenado a cinco años un profesor de Vitoria por abusar sexualmente de dos alumnas

La sentencia también constata que coaccionó durante ocho años a una compañera de trabajo con mensajes inapropiados y roces físicos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Audiencia de Álava - EFE

La Audiencia de Álava ha condenado a cinco años y nueve meses de cárcel a un profesor de un instituto agrario de Vitoria por abusar sexualmente de dos alumnas y coaccionar a una compañera de trabajo con mensajes inapropiados y roces físicos.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular pidieron para el acusado un total de 18 años y medio de cárcel durante el juicio por este caso celebrado el pasado mes de mayo, mientras que la defensa reclamó la absolución. En la causa también estuvo personado el Gobierno Vasco, que solicitó una pena de 17 años y 9 meses de prisión.

Ahora, en una sentencia, el tribunal considera que se ha quedado acreditado que el hombre, que se encuentra inhabilitado como profesor, abusó sexualmente de dos alumnas suyas, una de ellas menor de edad, durante el curso 2015-2016, pero le impone una pena menor a la solicitada por las acusaciones al absolverle de varios delitos, entre ellos el más grave de agresión sexual.

Las acusaciones pedían que se considerase un delito de agresión sexual. Sin embargo, el tribunal recuerda que durante el juicio no ha quedado "suficientemente acreditado".

Coaccionó a una compañera de trabajo

En el caso de la compañera de trabajo del acusado, la sentencia constata que durante ocho años, entre 2007 y 2015, el procesado le mandó periódicamente mensajes con comentarios inapropiados.

Relata que buscaba su cercanía física y que aprovechaba que no había compañeros cerca para rozarse fugazmente con ella y tocarle partes de su cuerpo.

Absuelto de cuatro delitos

El tribunal considera que por todo ello el hombre debe ser condenado como autor de un delito continuado de coacciones y de dos delitos continuados de abuso sexuales. Le absuelve de otros cuatro delitos de los que era acusado: uno continuado de abuso sexual, dos de acoso y el de agresión sexual.

El tribunal da plena credibilidad al relato de las tres víctimas y a los testigos que corroboraron lo que estas dijeron. Rechaza por contra que la forma de actuar del acusado se pueda justificar por el carácter "histriónico" que varios peritos dijeron que tenía o por la malinterpretación de sus actos e intenciones.

Además de la pena de cárcel, el tribunal le impone la prohibición de comunicarse y acercarse a menos de 200 metros de las dos alumnas durante cuatro años, y durante tres años en el caso de su compañera, así como tres años de libertad vigilada cuando salga de la cárcel.

Deberá asimismo, indemnizar con un total de 7.000 euros a sus víctimas. De esta cantidad es responsable subsidiario el Departamento de Educación del Gobierno Vasco.