Publicado: 01.11.2015 13:39 |Actualizado: 01.11.2015 13:39

Condenan a seis meses de prisión a un hombre por dejar morir a animales tras divorciarse de su mujer

La resolución detalla que desde al menos agosto de 2012, fecha en la que firmó el divorcio con su mujer, "hizo voluntariamente dejación de los mínimos deberes de alimentación de los mismos, con lo que les provocó situaciones de sufrimiento y lenta agonía hasta la muerte".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

CÓRDOBA.- El Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba ha dictado una sentencia por la que condena a un hombre a una pena de seis meses de prisión y un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, tras supuestamente dejar morir a dos caballos, dos cerdos y un perro en una finca, después de que se divorciara de su mujer.

Según recoge la sentencia, el procesado se hacía cargo del cuidado de los animales existentes en la explotación equina y porcina de la finca ubicada en un paraje de la localidad cordobesa de Pozoblanco.



En este sentido, se la resolución se detalla que el varón, "con flagrante desprecio por la vida, la salud y el bienestar de los animales", desde al menos agosto de 2012, fecha en la que firmó el divorcio con su mujer, "hizo voluntariamente dejación de los mínimos deberes de alimentación de los mismos, con lo que les provocó situaciones de sufrimiento y lenta agonía hasta la muerte".

De este modo, el día 25 de mayo de 2013 se localizaron en la finca referida y sin vida a un perro, dos caballos y dos cerdos. Según se apunta en la sentencia, la causa de la muerte de los animales ha sido "la falta de alimento".

En concreto, se indica que el acusado era "la persona que se encargaba del cuidado de los animales de los que era titular", en la citada finca, al tiempo que se encargaba del "cuidado de los animales que se encontraban en otra finca", donde igualmente el procesado tenía animales de su propiedad.

Cabe destacar que la Fiscalía solicitaba para el acusado la pena de prisión y de inhabilitación especial por las que ha sido condenado, por la supuesta comisión de un delito de maltrato animal.