Publicado: 04.07.2016 17:59 |Actualizado: 04.07.2016 17:59

Condenan a veinte años de prisión al matrimonio acusado de maltratar a un niño de tres años hasta su muerte

El fallo considera probado que los acusados se pusieron de acuerdo con la madre del menor para cuidarlo a cambio de una remuneración y que a manos de la pareja sufrió agresiones que se fueron agravando hasta provocar su fallecimiento. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
El portavoz de un jurado llora al declarar culpable a una pareja por maltratar hasta la muerte al niño de tres años al que cuidaban

Imagen de la Ciudad de la Justicia de Andalucía

MADRID.- Un matrimonio ha sido condenado a una pena total de veinte años de prisión por el homicidio de un niño de tres años, al que cuidaban en su domicilio de Marbella (Málaga) y que fue objeto de maltrato hasta la muerte.

Además, los condenados deberán indemnizar conjunta y solidariamente en concepto de responsabilidad civil a la madre del pequeño, que fue expulsada del país y en el momento del juicio no fue localizada, con 120.000 euros, según la sentencia.



El fallo considera probado que los acusados se pusieron de acuerdo en enero de 2014 con la madre del menor para hacerse cargo del niño a cambio de una prestación de 300 euros, ya que la mujer no podía cuidarlo por la situación personal en la que se encontraba.

El niño se trasladó a vivir con el matrimonio y con la hija de cinco años de la pareja en su domicilio. Aquí el menor fue objeto de continuos y reiterados malos tratos que se materializaban en golpes, quemaduras, cortes y otras agresiones. Las agresiones se fueron agravando que dieron como resultado la muerte del pequeño.

La pasada semana, los miembros del Tribunal consideraron probado por unanimidad los ocho puntos del objeto del veredicto y el presidente del Jurado no pudo contener las lágrimas en la lectura del mismo debido la crudeza del crimen.

Los acusados reconocieron durante su declaración que le golpearon y que no le atendieron el día de la muerte, pese a los gritos que el pequeño daba por el dolor que estaba padeciendo.