Publicado: 02.12.2015 21:56 |Actualizado: 02.12.2015 21:56

Cospedal, campeona en recortes del gasto social, con un descenso del 27%

Las autonomías en conjunto han reducido el gasto en políticas sociales casi un 15% desde 2009, 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
María Dolores de Cospedal con Luisa Fernanda Rudi en Zaragoza

María Dolores de Cospedal con Luisa Fernanda Rudi en Zaragoza

MADRID.- Castilla-La Mancha, Catalunya y Aragón son medalla de oro, plata y bronce en el ranking de recorte en gasto social por comunidades autónomas que ha elaborado la asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales para denunciar cómo la inversión en estas políticas ha retrocedido incluso por encima del 26 por ciento en algunas autonomías en comparación con el año 2009. En total, el recorte es del 14,5%.

Según apunta, Castilla-La Mancha ha recortado en este tiempo un 26,93% su gasto social y destina ahora 1.637,2 millones de euros menos a políticas de sanidad, educación y servicios sociales. Le sigue Catalunya, donde el recorte ha sido del 26,26% y la caída, de 5.438,6 millones de euros. En Aragón, se ha retirado el 22,50% del presupuesto, 811,4 millones de euros.



El cuarto puesto de este ranking de recortes lo ocupa Galicia, con una caída del 16,21% (1.152,2 millones de euros menos), le siguen Extremadura, que ha perdido el 13,40 por ciento (419,4 millones menos), Andalucía, donde el recorte ha sido del 12,60% (2.457,1 millones), y Canarias, con un 12,43% menos (624,3 millones).

Baleares, Cantabria y País Vasco recortan menos

Con recortes de gasto social en torno al 10% están Castilla y León (10,79% y 695,4 millones menos), Navarra (10,67% y 205,6 millones) y La Rioja (10,58% y 87,2 millones), que preceden los retrocesos de Valencia, que ha recortado el 9,72% (1.111,6 millones de euros menos), Murcia, con una caída del 9,44% (335,1 millones menos), Madrid, con un 9,31 por ciento menos de presupuesto (-1.314,9 millones de euros) y Asturias, que se ha dejado un 7,90% (223 millones menos).

En la parte baja de la tabla aparecen Baleares, Cantabria y País Vasco, que con recortes del 4,76, 4,44 y 4,18 por ciento, respectivamente, son las que menos han retrocedido en gasto social, si bien en términos absolutos han dejado de destinar a estas políticas 110,6, 69,1 y 284,2 millones de euros, en cada caso.

Según las cuentas de los Directores y Gerentes de Servicios Sociales, el gasto total en política social en las comunidades autónomas se ha visto recortado un 14,5 por ciento en comparación con 2009 y los gobiernos regionales destinan 16.976,9 millones de euros menos hoy que entonces a educación, sanidad y servicios sociales.

"El recorte acumulado en estos 7 años de crisis económica, cuando más necesarias son las políticas sociales, asciende a 74.152 millones de euros", denuncia la organización, que compara el presupuesto de 174.694 millones de euros que tenían las comunidades en 2009 con los 166.104,9 millones de que disponen en 2015, un 4,9% menos.

Se recorta en todo, menos en la deuda

La organización destaca que "todas las áreas de gasto" a excepción de la deuda han sufrido recortes pero se centra en los de política social. En Sanidad, la pérdida ha sido de 10.108,15 millones de euros, un recorte del 15,75%. En Educación, ha llegado a 5.566,8 millones de euros, tras un recorte del 13,65%. En Servicios Sociales, asciende a 1.301,8 millones (-10,95%) y el resto de políticas se han dejado un 26,5% pero los fondos para pagar la deuda han crecido un 317,9%, 21.897,9 millones más.

En este sentido, compara los 1.168,75 euros de gasto por habitante en Sanidad, los 760,97 de Educación, los 228,78 en Servicios Sociales y los 809,27 por cabeza del resto de políticas con los 622,1 euros que, aseguran, destinan por cada ciudadano y año las comunidades autónomas al pago de la deuda.

Destaca asimismo la diferencia entre el esfuerzo de las distintas comunidades en estas políticas porque "casi 20 puntos separan el porcentaje que dedican unas y otras a gasto social, con un mínimo de 60,9% de Extremadura al 78,2% de Madrid" y sin tener en cuenta el caso "extremo" de Navarra, que por su peculiar sistema foral apenas supera el 50% su porcentaje de gasto en políticas sociales.

Sanidad, educación y servicios sociales

Esto se traduce en una diferencia de más de 500 euros de gasto social por ciudadano y año en función del lugar en que resida. Mientras en País Vasco son 3.010,97 euros por cabeza, los habitantes de Baleares, con el importe más bajo de todos, tocan a 1.968,60 euros cada uno. La media nacional está en 2.158,50 por persona, pero junto a la Balear, hay otras siete comunidades que no la alcanzan: Castilla-La Mancha, Aragón, Valencia, Canarias, Catalunya, Andalucía y Madrid.

En materia de servicios sociales, hay "diferencias extremas", según explica el informe: cuatro comunidades han incrementado su gasto en Servicios Sociales en 2015 en relación con 2009
: especialmente el País Vasco (41,12%), Valencia (28,54%), Asturias (18,31%) y Baleares (10,57%), mientras que tres comunidades lo han reducido por encima del 30%: Navarra (-30,81%), Galicia (-31,43%) y Castilla-La Mancha, con una reducción del gasto en servicios sociales del 37,42%.

En Educación, según afirma, "todas" han recortado gasto en relación a 2009 salvo Extremadura, que aumenta un 0,45%. Las hay como Valencia, La Rioja, Andalucía y Cantabria que han recortado por debajo del 10% y otras como Catalunya (21,38%) o Castilla-La Mancha (26,21%) donde se ha rebasado el 20%.

En cuanto a la Sanidad, "todas", de nuevo, han recortado gasto desde 2009 aunque también con grandes diferencias: del 1,19% de Cantabria al 31,27% de Catalunya. Junto a Catalunya, Aragón y Castilla-La Mancha muestran recortes superiores al 24%, mientras que País Vasco, Navarra y Baleares, además de Cantabria, todas ellas con porcentajes inferiores al 5% son las que menos han recortado su gasto sanitario.

Etiquetas