Público
Público

Cúpula de Interior Los sindicatos y las asociaciones rechazan los cambios anunciados "con nocturnidad y alevosía" en la cúpula de Interior

Juan Ignacio Zoido ha decidido suprimir la figura del director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, poco antes de su comparecencia en el Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

Los sindicatos y las asociaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil han recibido con sorpresa y mostrando su fuerte malestar el anuncio del Ministerio del Interior de remodelar profundamente las cúpulas de ambos Cuerpos, de la que está previsto que se eliminen las figuras de los director adjuntos operativos (DAO).

"No son modos, ni formas para un cambio de este calado que se lleve a cabo en secreto y, lo que es peor, en pleno verano, con un nivel 4 de alerta antiterrorista, con dispositivos en marcha como la operación Paso del Estrecho y, además, con un referéndum en Catalunya anunciado para el 1 de octubre", ha explicado en declaraciones a Europa Press el presidente del SPP, José Antonio Calleja.

Los sindicatos policiales tenían fijada para las 9.30 horas de este viernes una nueva reunión de la Comisión de Personal para tratar aspectos del borrador de la Ley de Régimen de Personal. En este foro mostrarán su malestar por unos cambios anunciados "con nocturnidad y alevosía", en expresión de José María Benito, representante de UFP.

La Junta de Gobierno de la Policía Nacional, según fuentes consultadas por Europa Press, no tuvo conocimiento hasta las seis de la tarde aproximadamente del cambio que este viernes elevaría al Consejo de Ministros el titular del Interior, Juan Ignacio Zoido. "Es una bajeza moral actuar así a espaldas de la Junta de Gobierno", ha señalado un mando policial, que recuerda que este mismo jueves el ministro celebró un acto con comisarios principales sin hacer "ninguna mención" a este plan.

CEP es otro sindicato molesto por las formas, aunque con el fondo no tiene tantas discrepancias porque considera que el proyecto potencia la Seguridad Ciudadana y "no debe significar una mayor injerencia política, sobre todo si los responsables de Interior han aprendido de los errores de la última legislatura". "Los mecanismos de equilibrio de poderes son ahora los mejores para garantizar que no sufriremos desviaciones de poder", dicen desde este sindicato policial.

Apelación directa a Rajoy

El secretario general de AUGC, Alberto Moya, mostraba anoche su malestar en Twitter. "¿Un cambio mantenido en secreto, para mejorar? ¿Sin contar con los guardias civiles? Control total de los políticos". En esta red social también se expresaron en el mismo sentido otras voces como el portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, David Serrada: "Cambiarlo todo para no cambiar nada. El Ministerio del Interior sigue bajo sospecha".

La primera asociación que reaccionó fue AROGC. "Presidente, esto no es serio, arréglelo por favor", comenzaba un escrito en el que esta asociación de la Guardia Civil se dirigía directamente al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. "Interior remodela la estructura de su Departamento y lo hace de una manera sorprendente, irreflexiva e irrespetuosa", alegaban, subrayando que "afectaba directamente a la seguridad del país".

"Se vuelve a estructuras del pasado que se mostraron defectuosas y poco operativas", añadía APROGC, que se quejaba al entender que la Guardia Civil no merecía este "ninguneo" con el objetivo de Interior de eliminar, por una "ocurrencia", las figuras del DAO después de la polémica suscitada en la etapa del exministro Jorge Fernández Díaz por quien ocupó esta responsabilidad en la Policía, el comisario ya jubilado Eugenio Pino.

"¿Por qué nos castiga cuando sólo cumplimos con nuestras obligaciones? ¿Acaso nos quiere callar o hacer pagar por algo?", pregunta APROGC al ministro Zoido. La asociación defendía la trayectoria del actual DAO de la Guardia Civil, teniente general Pablo Martín Alonso, a quien "su cese, destitución, cambio de funciones o como lo quieran llamar -decían-- no se puede comunicar por teléfono".