Publicado: 06.07.2016 14:32 |Actualizado: 06.07.2016 14:32

Decanos de la Complutense se oponen a la fusión de facultades propuesta por el rectorado

El rectorado recibe de forma "positiva" la carta y espera que ayude a discutir, debatir, enriquecer y mejorar el proyecto que prevé la reducción de departamentos y facultades.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Facultad de Odontología de la UCM. EFE

Facultad de Odontología de la UCM. EFE

MADRID.- Decanos de la Universidad Complutense de Madrid han mostrado su oposición al plan de reorganización propuesto por el rector, Carlos Andradas, que supondría una reducción del 60% del número de departamentos y del número de facultades, que quedarían reducidas a 17 a partir de las 26 actuales.

Los Decanos de las Facultades de Filosofía, Ciencias Geológicas, Documentación, Óptica y Optometría, Comercio y Turismo, Enfermería, Odontología, Trabajo Social y Estadística, han escrito una carta abierta a Andradas manifestando su desacuerdo, ya que el proyecto, tal y como se plantea, no resolvería "la mayor parte de los problemas que se pretenden resolver". 

En el escrito, los decanos aseguran ser "conscientes de que es conveniente abordar una revisión del funcionamiento de esta Universidad y de sus estructuras dirigida a mejorar la gestión administrativa, la calidad de la docencia y la actividad investigadora". Sin embargo, afirman, "la actual propuesta no permitirá alcanzar tales metas e incluso podría contribuir a un mayor deterioro de las mismas."



Los decanos sostienen que el planteamiento de crear grandes estructuras no supone, necesariamente, una mejora en la calidad docente e investigadora y es "contrario a los principios de una educación superior moderna basada en una docencia personalizada y cercana". Señalan, además, que el plan "no logra el pretendido equilibrio y homogeneidad entre Facultades".

Los decanos aseguran, además, que la reducción del número de Facultades sería una decisión "irreversible" que supondría un "enorme retroceso en el proceso de consolidación de varias disciplinas y en la capacidad de liderazgo" de la institución.

Por otra parte, aunque Andradas ha asegurado en todo momento que el plan no afectará "en absoluto" a las titulaciones, los decanos mantienen que "aunque no exista una voluntad en este sentido, cualquier reestructuración que les afecte repercutirá a corto o medio plazo directamente en la proyección y visibilidad de los estudios ofertados", al ser las Facultades las responsables de proponer y gestionar dichas titulaciones.

El rectorado, por su parte, ha recibido el escrito de forma "positiva": "Entendemos que ellos han hecho un escrito institucionalmente muy correcto. Están en su derecho y admitimos el reto y el planteamiento", asegura el vicerrector Juan Tejada a Público.

"Nos han planteado unos retos que asumimos para discutir, debatir y para que la propuesta se enriquezca y mejore en su fundamento", añade el vicerrector e insiste en que el proyecto siempre ha estado abierto a debate.

Desde que se conoció el documento que planteaba el proyecto de reorganización interna de la Complutense, el conjunto de la comunidad universitaria -profesores, alumnos y sindicatos- han mostrado su oposición, al considerar que el proyecto supondrá una "pérdida de calidad" para la universidad y que, además, llevaría consigo, opinan, una reducción de personal.

Sin embargo, Andradas ha defendido desde el primer momento que el objetivo del plan es el de mejorar la calidad, tanto administrativa, como docente e investigadora, que no sólo no supondrá ningún ERE, sino que la universidad necesita incorporar personal.