Publicado: 07.11.2015 17:09 |Actualizado: 07.11.2015 17:13

Hasta 100.000 personas toman Madrid contra la violencia machista: "¡No son locos, son asesinos!"

Las calles de Madrid se han inundado este sábado con la marea morada que exige una reforma de la ley contra la violencia de género. Algunos líderes políticos se han dejado ver en esta manifestación histórica como Pablo Iglesias, Ada Colau o Pedro Sánchez.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8
Comentarios:
La marcha avanza desde Cibeles./ EFE

La marcha avanza desde Cibeles./ EFE

MADRID.- Histórica. Así ha sido la primera Marcha Estatal contra las Violencias Machistas que este sábado ha tenido lugar en Madrid. A las 22.000 personas que se esperaban que asistiesen en un principio se han unido al final otras 100.000 personas, todas con el fin de pedir que "la violencia de género sea cuestión de Estado" y dejando claro con sus cánticos que  "los machistas son los terroristas".

Poco antes de las 12.00 h de la mañana ha dado comienzo la marcha contra la violencia machista en el Paseo del Prado, en ese momento Ángela González Carreño, que fue víctima de la violencia de género y huyó de su domicilio llevando consigo a su hija Andrea, quién murió asesinada por su padre durante el régimen de visitas, hacía una primera lectura del manifiesto: "Exigimos que la lucha contra el terrorismo machista sea una cuestión de Estado, que se cumpla la ley de Estambul y las recomendaciones de la Cedaw [la Convención de la ONU sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer]".



Lectura del manifiesto.

Durante la lectura del manifiesto, un grupo minoritario de Vox irrumpió con carteles en los que se podía leer: "¡Ni machismo ni feminismo!" o "La violencia no tiene género". Los asistentes a la marcha les respondieron con insultos y gritos de "¡fuera, fuera!". La buena actuación de la Policía hizo que no hubiese más altercados echándo a los alborotadores de la marcha.

A la llegada a la Plaza de Cibeles y bajo el cartel que Carmena desplegó el pasado viernes, las manifestantes hicieron una parada para que las portavoces de Generando Arte recogiesen flores de color morado para decorar parte de la diosa Cibeles. "Es un acto simbólico y sencillo, pero lleno de pasión y corazón, queremos que la Cibeles luzca de morado también por el día", decía una de las portavoces, haciendo alusión a la iluminación de la misma el pasado viernes por la tarde.

De esta manera, la marcha conquistaba la Gran Vía madrileña con el cántico "No estamos todas, faltan las muertas". En la cabecera, una pancarta con el lema "contra las violencias machistas" en las cuatro lenguas cooficiales en el Estado.

La marcha en el momento en el que llegan a la Gran Vía.

La marcha en el momento en el que llegan a la Gran Vía.

Poco después, la marcha llegaba a su tramo final con otro grito de guerra, "disculpen las molestias, nos están asesinando". "Lo que queremos es que se cumpla la ley y se reforme, el problema es que en los juzgados y en el Gobierno hay mucho facha", lamentó una participante de la marcha. "No podemos permitir que obliguen a los niños a irse con su padre cuando éste ha maltratado a la madre, ni los niños le llaman padre sino progenitor", exigía otra manifestante que pedía, por tanto, que se retire la custodia compartida en los casos de maltrato.

De una forma pacífica y cumpliendo todo lo estipulado, la marcha culminada en Plaza España con una última lectura del manifiesto, esta vez sin interrupciones, en las lenguas cooficiales (español, catalán, gallego y euskera) y con una intérprete de lengua de signos. Una gran ovación cerraba lo que ya es una marcha histórica a la que han acudido personas de todos los puntos del país y parte de Europa.

Algunos líderes políticos también han asistido a la marcha

Mònica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias en la Marcha.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, presente en la manifestación del #7N, ha negado que el Gobierno haya hecho recortes en los planes contra la violencia de género y ha pedido al resto de partidos "que no mientan". "Eso no es cierto por mucho que lo quieran repetir y utilizar intencionadamente", sentenció. Levy ha insistido en que "todo el PP" está comprometido con esta marcha y en que desde el Gobierno se han puesto todos sus esfuerzos y medios para que "las mujeres objeto de violencia se sientan acompañadas".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en cambio, arremetió contra "quienes recortan y redactan leyes del aborto que nos llevan 30 años atrás" porque están, denunció, en el "bando contra las mujeres". "Estoy de acuerdo en que no tiene que ser una manifestación partidista, pero también hay que dejar claro quién ha estado con las mujeres y quién ha estado en contra", ha respondido Iglesias a las declaraciones de Levy.

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, por su parte, ha presumido de que los socialistas "lideraron" la lucha contra la violencia de género con la aprobación de la Ley Integral en 2004 y volverán a hacerlo si llegan al poder tras el 20-D. "El PSOE fue quien puso en pie la ley contra la violencia de género y a partir del 20 de diciembre seremos los que lideraremos un Pacto de Estado, un pacto de vida", ha asegurado. Para el líder del PSOE, en esta legislatura "se le ha pedido" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "que liderase ese gran pacto político, que hiciera cumplir la ley, que volcara recursos, y desgraciadamente, eso no ha sido así".

016. Teléfono de atención a las víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.