Público
Público

El Defensor del Pueblo admite una queja contra la multa a un periodista que grabó una carga policial en Vitoria

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información denunció el julio la multa de 602 euros al periodista Mikel Sáenz de Buruaga, de la emisora Hala Bedi, que informaba de la actuación policial en el barrio autogestionado de Errekaleor

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Los integrantes de la radio Hala Bedi, en solidaridad con el periodista multado por la Ley Mordaza

El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite una queja elevada a raíz de una multa a un periodista vasco en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudada, conocida popularmente como Ley Mordaza.

Así lo ha comunicado la oficina del Defensor del Pueblo ha comunicado a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), organización que interpuso la queja tras la sanción de 602 euros a Mikel Sáenz de Buruaga, periodista de la emisora Hala Bedi, el pasado julio.

La PDLI presentó el pasado 28 de julio una queja después de que el periodista fuera sancionado por un supuesto incumplimiento del artículo 36.6 de la mencionada ley (“desobediencia o la resistencia a la autoridad”) por grabar una carga policial en el barrio de Errekaleor (Vitoria) a pesar de mostrar su acreditación de prensa. 

“Estudiada su queja, se procede a su admisión, al entender que reúne los requisitos establecidos en el artículo 54 de la Constitución, en relación con lo que dispone la Ley Orgánica de 6 de abril de 1981, del Defensor del Pueblo", afirma la oficina del Defensor del Pueblo, que añade que ya se han iniciado las actuaciones oportunas ante el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. 

La PDLI señalaba en su escrito al Defensor del Pueblo que, "las multas contra la libertad de información responden a un patrón: el de su camuflaje bajo infracciones genéricas como “desobediencia o la resistencia a la autoridad” (art. 36.6) o “faltas de respeto y consideración” a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (art.37.4)”, y recordaba que estas sanciones, según la reciente memoria del ministerio del Interior, “se han incrementado desproporcionadamente en el último año”.